Category Archives: Cometas

POSICIONAMIENTO GOBIERNO DE SINALOA_

* CESAN A FUNCIONARIOS; EVASIÓN DE INTERNOS EXHIBE DEPLORABLES CONDICIONES DEL PENAL *

Culiacán, Sinaloa; a 17 de marzo de 2017.- Con acciones enérgicas, el Gobierno de Sinaloa responderá con contundencia a los hechos que derivaron en la evasión de presuntos delincuentes del Centro Penitenciario Aguaruto, sucesos que revelan graves deficiencias en la operación del sistema penitenciario estatal, las cuales deben ser superadas con prontitud como lo demanda la sociedad.

Como medida inmediata se ha ordenado la suspensión de sus cargos del titular encargado del Despacho del Reclusorio de Culiacán asi como de 10 Comandantes y Custodios de la cadena de mando del Penal de Aguaruto. Este gobierno no tolera ni tolerará actos constitutivos de un delito ni de aquellos que asomen la sola sospecha de corrupción. Todos están sujetos a investigación.

Sin excusas, justificaciones ni pretextos sino en un elemental ejercicio de evaluación, se han detectado la herencia de una serie de graves deficiencias en la operación de dicho Centro Penitenciario, cuya infraestructura es deplorable y, en consecuencia, se torna frágil e inoperante para cumplir sus funciones:

Las medidas de seguridad que se vienen aplicando son sumamente endebles con videocámaras insuficientes; no cuenta con inhibidores de llamadas de teléfonos celulares de los reos hacia el exterior; se cuenta con personal insuficiente; hay custodios asignados no capacitados y con bajos sueldos, además con equipamiento de seguridad ni óptimo ni en cantidad pertinente.

Por esas mismas condiciones, tal como lo informó esta mañana el Secretario de Seguridad Pública, General Genaro Robles Casillas, desde el 19 de enero pasado se había solicitado el traslado a penales de Máxima Seguridad, de los reos que se evadieron.

Ante lo ocurrido, el gabinete de seguridad, en conjunto con los otros dos órdenes de gobierno, trabaja en acciones para dar con el paradero y recaptura de los reos que se evadieron, toda vez que nadie puede ni debe estar por encima de la ley.

NUEVO COMPLOT CONTRA LA JUBILACIÓN DINÁMICA

Atacan a la UAS con información distorsionada

Jaziel Trasviña Osorio*

Los peores enemigos y opositores al desarrollo de la Universidad Autónoma de Sinaloa no son ignorancia, enajenación e intolerancia; son los radicales de derecha o izquierda, los reaccionarios y aparentes justicieros, los iluminatis y “exquisitos”, que se sienten “elegidos”, selectos y privilegiados.

Son los falsos líderes de opinión, apócrifos dueños de la verdad, que descargan su ira, sus fobias, en la UAS. Son los difamadores y simuladores que dicen respetarla y la agreden y denigran; los que dicen defenderla y la atacan e intentan debilitarla.

Los peores opositores al crecimiento de la nueva Universidad son los que hablan de apoyarla y acaban por socavarla, todo en aras de sacar ventajas a sus muy particulares intereses políticos, económicos o sociales.

Sobre la UAS se cierne una nueva amenaza. Primero fue una conspiración para acabar con el Fideicomiso de la Jubilación Dinámica. Lo lograron. Ahora el complot busca acabar con la “jubilación dinámica” misma y negar el acceso a miles de jóvenes a las preparatorias de la Universidad.

En la asonada contra la UAS figuran los mismos personajes de siempre: Los que reventaron el Fideicomiso de la Jubilación Dinámica y los que vivieron “a cuerpo de rey” con el viejo esquema “académico”-administrativo-financiero de la institución. Quienes añoran el retorno al caos y el rapiñaje.

 

LA VERDAD QUE NOS LACERA

 

Dato 1.- Los jubilados de la Universidad Autónoma de Sinaloa reciben dos pensiones: la otorgada por el Instituto Mexicano del Seguro Social y la de la UAS. La de la Universidad es el salario completo, pago de vacaciones y hasta aguinaldo, que reciben los jubilados como si estuvieran en activo. Se le conoce como “jubilación dinámica”.

Dato 2.-.- La prestación económica o “jubilación dinámica” deriva de un Contrato Colectivo de Trabajo” que data del periodo rectoral del comunista Eduardo Franco, quien llegó a la rectoría de la UAS el 8 de junio de 1977, con la Coalición de Fuerzas Democráticas, Progresistas y de Izquierda, para el periodo 1977-1981.

Dato 3.- La SEP y la SHyCP rechazan el pago de la “jubilación dinámica”: sostienen que los recursos que se canalizan a la UAS son única y exclusivamente para cubrir pagos a trabajadores en activo y para otras necesidades propias de la Universidad, no para prestaciones extralaborales, menos para cubrir pensiones o jubilaciones, cuya responsabilidad recae en el IMSS o en el ISSSTE.

Paradójicamente, son algunos beneficiarios, los menos, un grupúsculo reducido, beneficiario del pago de la “jubilación dinámica”, que orientados por la “oligarquía periodística”, se han volcado contra la UAS, difamándola, atacando a sus autoridades y a quienes tuvieron la visión de rescatar y construir una universidad modelo.

Dato 4.- La SEP y la SHyCP consideran irregular sostener el pago de la infraestructura física y humana de las preparatorias. No las contemplan en el suministro del presupuesto a la UAS.

Cíclicamente, todos los años, al cierre de los estados financieros administrativos, la UAS recibe de la Auditoría Superior de la Federación  observaciones en torno a las preparatorias y desliza sugerencias para que se deje de pagar la “jubilación dinámica”. La ASF ha sido reiterativa en calificar de irregular y en ocasiones califica como desvío el uso de los dineros destinados a cubrir esta prestación.

 

EL RESCATE DE LA UNIVERSIDAD

 

Durante el periodo 2005-2009 la Universidad Autónoma de Sinaloa vivió en una estira y afloja. Héctor Melesio Cuén Ojeda ocupó en el 2005 la rectoría en medio de una aguda crisis contable-financiera-institucional. El caos reinaba en la UAS. Los grupos internos se disputaban el control de preparatorias, escuelas y facultades y el reparto del presupuesto, dejando a último plano el quehacer académico.

Universitarios y ex universitarios que se decían “izquierdas” usaban a los alumnos como carne de cañón, embriagándolos, ofreciéndoles “nochadas” o carnes asadas, “regalándoles” dinero o calificaciones; amafiados con grupos del PRI y del gobierno estatal, ordeñaban el presupuesto universitario, ocasionándole quebrantos tras quebrantos.

La infraestructura física de la UAS semejaba un gigantesco muladar. El ausentismo laboral y la falta de certificación académica desacreditaban la función universitaria.

Héctor Melesio Cuén llegó a la Rectoría de una UAS colapsada, saqueada. El ex rector Gómer Monárrez González, de corte priista, le heredó una universidad usada por el PRI para fines electorales, bajo acuerdos con los grupos de izquierda, que lo mismo tejían negocios al interior de la Universidad, que recibían migajas económicas o electorales, vía PRD, del PRI o del gobierno estatal en turno.

El saqueo de la UAS se registraba principalmente en cinco ejercicios: 1.- Las kilométricas campañas internas en preparatorias, escuelas y facultades y la elección del Rector, jornadas que le costaban un “ojo” de la cara” al alma mater. 2.- A través de un ejército de “aviadores”; 3.- Despachos de abogados que fabricaban demandas para sacarle dinero por “indemnizaciones laborales” a la UAS; 4.- Proveedores “fantasmas”; 5.- Pago de campañas externas y uso de la estructura humana universitaria a favor del PRD, en negociación con el PRI, no para alcanzar triunfos electorales que favorecieran a la UAS, sino para servir de paleros del tricolor.

Antes de Cuén, periódicamente faltaban recursos para cubrir los salarios  y otras prestaciones a académicos, administrativos y trabajadores de confianza, por lo que se registraban paros, marchas y plantones o tomas hasta de la  propia Rectoría. Adicionalmente, del presupuesto UAS se usaban y usan todavía recursos para el pago de la “jubilación dinámica”.

Héctor Melesio Cuén ordenó una profunda investigación para ubicar y procesar a los responsables de los saqueos y giró instrucciones para implementar una reingeniería financiera-administrativa y académica, generando una reacción furibunda de las mafias universitarias, tradicionalmente amamantadas con el presupuesto universitario.

A los pocos días, fue asesinado el director de la Asuntos Jurídicos de la UAS, Enrique Ávila Castro, quien investigaba un desvío de recursos que implicaba varios millones de pesos y el otorgamiento irregular de 300 plazas sindicales.

El cuerpo de quien fue director de Asuntos Jurídicos de la UAS fue localizado debajo de un puente de la carretera internacional México 15, en el municipio de San Ignacio, con varias lesiones en el cuerpo y traumatismo craneoencefálico.

El crimen aún permanece impune. Inexplicablemente la Procuraduría de Justicia de Sinaloa “congeló” la investigación en torno al asesinato.

Sin embargo, el homicidio no paró el proyecto de rescate de la UAS, que cargaba otro problema que adquiría ya rangos de gravedad desde el periodo rectoral de Jorge Guevara Reynaga (1997-2001): El pago de la “jubilación dinámica”.

1.- La SHyCP y la SEP negaban el presupuesto a la universidad porque carecía de un sistema contable-administrativo confiable. Las autoridades hacendarias exigían también la cancelación de la “jubilación dinámica”.

2.- Después del diálogo, la SEP y la SHyCP ofrecieron dos opciones para la entrega del presupuesto: la desaparición de la doble pensión o crear la figura del fideicomiso para, con aportaciones adicionales del gobierno federal, las autoridades universitarias y los trabajadores continuar con el pago de la sobreprestación

Héctor Melesio Cuén se solidarizó con los jubilados y la UAS: optó por la creación del fideicomiso para garantizar el pago de la “jubilación dinámica”.

3.- La SEP y la SHyCP comunicaron a Héctor Melesio Cuén, en calidad de nuevo rector, que las nuevas reglas del juego para las universidades del país era elevar la calidad de la planta de maestros y los métodos de enseñanza-aprendizaje de los alumnos; evaluar y certificar académicamente todos los planteles para poder tener acceso a los recursos federales.

4.- El propio Héctor Melesio Cuén pidió a las autoridades que le practicaran auditorías y le realizaran balances periódicos para evaluar el rescate y avance de la UAS.

El Fideicomiso creado por Héctor Melesio Cuén Ojeda otorgó viabilidad al pago de la “jubilación dinámica” por 20 o 30 años. Cuén es el hacedor de una nueva Universidad que ha alcanzado la cumbre académica. Una institución que goza del prestigio y el reconocimiento de la comunidad académica y científica nacional e internacional

No obstante, al cierre de su administración, un grupo de universitarios y ex universitarios, que vieron en la desaparición del Fideicomiso un negocio redondo, comenzaron a sembrar la semilla de la duda en torno al monto y destino de sus recursos.

Los ataques fraguados contra la Universidad y la administración de Cuén se enderezaban principalmente en los medios de la ultraderecha, refugio de ex universitarios y universitarios beneficiarios de la “vieja UAS”, la de la antiacademia y el saqueo.

Para despedirlo como rector, el caricaturista Gilberto Ceceña Nuño, dueño a la vez de una agencia de publicidad, prácticamente culpó Cuén Ojeda en sus “Cizañas de Ceceña,  de haberse robado el Fideicomiso, en venganza por no haberse dejado doblegar y por negarse a firmar un contrato de impunidad con su agencia.

Ceceña fue conminado a aportar pruebas de su acusación caricaturesca y nunca las entregó.

Luego, a la luz de la opinión pública, salió a flote que el Fideicomiso no había sido tocado. Que gozaba de solvencia para sostener el ritmo de la “jubilación dinámica”, lo cual lo hacía más atractivo para agitadores del PRI y del PRD y de ex universitarios ávidos de dinero fácil que comenzaron a arreciar sus ataques buscando su desaparición.

La asonada claramente tenía como propósito. 1.- Desaparecer el Fideicomiso para ganar dinero, con el reparto de comisiones, a favor de los dueños de despachos jurídicos y activistas del movimiento anti-Fideicomiso, comisiones de las aportaciones que le correspondían a los trabajadores. 2.- Desacreditar a la UAS y a sus actores políticos, principalmente a Héctor Melesio Cuén Ojeda, Víctor Antonio Corrales Burgueño y Juan Eulogio Guerra Liera, los tres últimos rectores autores del rescate y modernizacion de la Universidad.

El plan era también desestabilizar para crear coyunturas para el regreso de la “vieja UAS”, la del desmadre.

El Fideicomiso para la Jubilación Dinámica desapareció en el 2016. La UAS regresó sus aportaciones a los jubilados y a maestros, administradores y personal de confianza en activo. La cancelación generó millonarias ganancias al grupo que la promovió, pero dejó sin argumento sólido a la UAS para justificar ante la SEP y la SEPyC el pago de la “jubilación dinámica”.

Aun así, la Universidad sigue cumpliendo y pagando el salario completo, vacaciones y aguinaldo, a los jubilados como si estuvieran en activo.

 

LAS OBSERVACIONES DE LA ASF

 

Ya es cíclico. Periódico. Como cada cierre de fin de año, la Auditoría Superior de la Federación, con vista a la SHyCP, envió, tras la práctica de una auditoría, varias observaciones al ejercicio fiscal-contable-administrativo del 2015 de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Las observaciones fueron del orden de los mil 529 millones de pesos, que de inmediato fueron aclaradas y solventadas. La UAS recibió en respuesta de las autoridades federales cartas en las que dejaron claro que la institución cumplió cabalmente con la documentación que justifica el uso de esos recursos.

Como es costumbre, los falsos dueños de la verdad, “exquisitos” e “iluminados”, los peores enemigos de la UAS, usan las observaciones de la ASF para desacreditar a la UAS, calificándolas de desvíos o desfalcos. El caricaturista Gilberto Ceceña Nuño las caricaturizó, satirizándolas, sembrando la sospecha.

Cierto: La ASF volvió a considerar como una irregularidad el uso dinero del presupuesto de la UAS en el pago de la “jubilación dinámica” y no reconoció, otra vez, la canalización de recursos para la operación  de las preparatorias, pero tras la aportación de documentos y una serie de pláticas, en la que participó la ANUIES, la “confusión” se aclaró.

La ASF y la SHyCP determinaron que no hay daño patrimonial a la Federación ni a la Universidad.

Cuando todo está aclarado, aparecen de nuevo los opositores a la UAS, los que parasitaron de la “vieja Universidad”, con su propia “auditoría periodística”,  y por enésima ocasión les mienten a los sinaloenses, intentando generar confusión.

Como si se tratara de la “vieja UAS”, de la que abrevaron y añoran el retorno, en los tradicionales artículos dominicales antiUAS, publicados por el medio de la oligarquía sinaloense, considera que “los malos manejos administrativos podrían pegar a todos y lo preocupante es que la Universidad puede entrar en una espiral de mayor deterioro donde resulte peor el remedio que la enfermedad”.

Llaman sí, compañeros universitarios, malos manejos al sostenimiento de las preparatorias y el pago de la jubilación dinámica que llevaron a la ASF a emitir las observaciones del 2015.

Orientan sus ataques por las observaciones que ya fueron solventadas; ocultan el no quebranto de la UAS y deslizan sus críticas por el uso del dinero para el funcionamiento de las preparatorias y por cubrir el monto de la “jubilación dinámica”, que rebasa al año los más de mil 400 millones de pesos anuales, y pretenden que se finquen responsabilidades penales y administrativas contra las autoridades de la UAS por la defensa de la propia UAS, las preparatorias y los jubilados.

Pese a que ya quedó aclarado el porqué de las observaciones y en que se usa el dinero, insisten en sembrar la duda y señalan que la pregunta que asalta es qué fue lo que provocó que la Federación hayan dejado de lado la indiferencia que habían tenido por más de una década para denunciar el desvío de recursos en la UAS.

Olvidan que indiferencia no es auditar. Y la UAS es auditada por la ASF y la ASE y otros despachos contables externos, año tras año. Los  desvíos existen únicamente en la mente calenturienta de los enemigos de la institución

Pero sacan el cobre: a leguas se les nota que su deporte favorito es servir al PRI y al gobierno y atacar al grupo que entró al rescate de la Universidad, el cual goza de un amplio consenso dentro y afuera de la institución, elevándose como una corriente fuerte, sólida, con voz y voto en el Congreso del Estado y en los ayuntamientos de Sinaloa.

Sin empacho y amargura ubican sus desvaríos y su “auditoría” en la perspectiva del 2018 y reconocen que “35 años después, la situación ya no es la misma. La UAS no tiene el romanticismo y la militancia de aquellos años. La gran mayoría de profesores y estudiantes  ahora duermen el sueño de los justos….”.

Se lanzan contra la UAS porque en ella converge un nuevo partido, el PAS, con el que no comulgan, llamándola Universidad-Partido, trayendo a la memoria cuando la institución estaba en manos del PSUM y el PRD o el PRI (en el caso de Gómer Monárrez).

Y le niegan el rango de Universidad-Academia, reconocida así por organismos nacionales e internacionales, por sus fortalezas estructurales y sus programas de alta calidad.

Atacan  a Héctor Melesio Cuén Ojeda y reflejan sus temores de que haga una alianza con Morena, lo que demuestra la definición del grupo de Manuel Clouthier, Jorge del Rincón y Rafael Morgan Ríos, en la línea antilopezobradorista, todos. En ese grupo se han refugiado “los escritores” enemigos de la UAS.

La consigna de la oligarquía es difamar y difamar a la UAS. Inventar infundios. Atacar al rector por su reelección y por el apoyo público nacional e internacional que recibió Juan Eulogio Guerra Liera, respaldos que por ningún motivo deberían permanecer ocultos.

La consigna para es difamar a Cuén por los riesgos que representa para los intereses de la oligarquía que atenta contra la Universidad Pública. Por los riesgos que significa que esté al frente de una opción política diferente al PAN, PRI, Nueva Alianza, PVEM y PRD.

El invento de que se podría ir en alianza con Morena en el 2018 refleja los temores a la fuerza política alcanzada por Cuén.

¿Qué va a pasar si las presiones de los conspiradores rinden frutos y se  elimina la jubilación dinámica? ¿Qué pasaría con los jubilados que no tienen otros ingresos? ¿Qué pasaría con las preparatorias?

 

*Jaziel Trasviña Osorio

Secretario de Prensa y Propaganda

SUNTUAS-Administrativos

CALAVERITAS LITERARIAS 2016.

Jesús Cerrote Payán

 

Hillary Clinton

La parca le dijo a hilaria

Tú eres harto poderosa

Pero nadie impedirá

Que te vayas a la fosa.

Sin duda alguna ganaste

Y al mundo diste la nota

En el muy agrio debate

Derrotaste a un tipo idiota.

Tú serás la presidenta

Que el botón nuclear tendrá

Aunque el cargo no te asienta

Muy holgado te vendrá.

 

Donald Trump

La muerte llegó temprano

Y el hocico te cerró

Y te metió por el ano

Un palo que te gustó.

Tú que de macho presumes

Y de gran fornicador

Más bien con ello asumes

Que eres un vulgar hablador.

Con tu copete ridículo

Y tus ojos de serpiente

Eres un asqueroso forúnculo

Que asusta mucho a la gente.

La huesuda sin miramientos

Agarró al ruin magnate

Y sin muchos aspavientos

Le apretó el gaznate.

 

malova

Le queda poco agua al bule

Díjole la muerte elocuente

Y todo lo que se pudre

Huele a cárcel inminente.

Padrés, duarte y borge

Corren ya despavoridos

Por las veredas del monte

Al escuchar los ladridos.

El gobierno del dizque cambio

Se volvió mentira loca

Bailaditos y rebumbio

Veremos cómo les toca.

La dama patas de catre

El viernes de la emboscada

A malova y su cohorte

Les cayó de madrugada.

 

juan s millan

Vestida de capa negra

Resaltando el esqueleto

Al gurú de la tenebra

La muerte puso bien quieto.

En tierra de ciegos tuerto

Duelo del mar and sea

En la mesa quedó muerto

Sin decir que no o que sí.

Infausto “padre político”

Del sátrapa que concluye

Diestro sólo en el atraco

Donde su “sabiduría fluye”.

La muerte se apresura

Y le dice a Juan Millán

Tú no tienes llenadura

Y le abre el zaguán.

 

chuy toño

La flaca dijo a chuy toño

Tú no eres blanca paloma

Pero sin salirse de tono

La justicia ya se asoma.

Seis años de tropelías

Con total impunidad

Y jamás los policías

Nos dieron seguridad.

Antes de aprisa llevarte

Yo te voy a dar chanza

De que por fin presentes

El examen de confianza.

A ver si tu protector

Que malova siempre fue

Te sirve de cobertor

Y de parapeto hincapie

SEP-CNTE: Urge el dialogo que arroje consecuencias compartidas.

Por Heriberto M. Galindo Quiñones.

 

Soy partidario del respeto, del diálogo constructivo, de un espíritu conciliador, de acuerdos en lo fundamental y de las soluciones pacíficas de las controversias. No soy partidario de la represión, pero tampoco de la transgresión de la ley, del abuso y de la intolerancia.

 

No soy experto en educación, pero  valoro mucho el desempeño de las y los buenos maestros, capaces, que hay en nuestro país, pero como infinidad de personas, reclamo la elevación del nivel educativo.

 

Para avanzar en el debate del conflicto que tiene atorada la reforma educativa en algunas entidades federativas, con los mejores deseos y en aras de la unidad en lo fundamental, expongo algunas reflexiones y cuestiones:

 

  • Podrían los dirigentes de la CNTE, y los servidores públicos de la SEP hacer un esfuerzo adicional de comprensión, para que surjan aportaciones de buena fe para salir adelante?
  • Aceptaría la SEP dar a conocer qué planteamientos de la CNTE podría tomar en cuenta para que el jalón sea parejo?

 

Conocer sus respuestas puede servir para empezar a destrabar el conflicto y sacar adelante y sin más contratiempos la reforma educativa, quizá con algunos ajustes de redacción. Hacen falta tonos y enfoques más constructivos y eficaces en la difusión de las posiciones de las partes.

 

La SEP obtendría mayores logros mediante una certera, intensiva y convincente campaña de divulgación, que ponga el acento en las bondades de la reforma, ya que no obstante el esfuerzo realizado y las múltiples declaraciones, la inmensa mayoría de la gente ignora a detalle los beneficios educativos, sociales y morales que ésta trae consigo y, también, sería bueno conocer, con precisión, los supuestos perjuicios que en opinión de la CNTE tiene la reforma, porque hasta hoy de parte de la Coordinadora todo se circunscribe a frases hechas, llenas de agresividad, en contra de la evaluación como está planteada y de las sanciones de tipo laboral para quienes falten a sus labores.

 

De parte del gobierno se insiste en que esta reforma es la más importante de todas en beneficio del país, por lo trascendente que es tener un mejor modelo educativo de cara al futuro. Es obvio que la intolerancia y la ignorancia, igual que los extremismos, la cerrazón y el radicalismo son nefastos y dañinos.

 

Transgredir, violar o coartar los derechos de la gente es una brutalidad que atenta contra la dignidad humana y la paz; y con todo respeto, ese es el caso de los bloqueos, los incendios, los actos violentos y las agresiones a personas, comercios y medios de transporte, pues con ello se afectan la convivencia social y política, y la economía, como ha  ocurrido en Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y la Ciudad de México. Me preocupa mucho que la intransigencia magisterial permita la intervención de provocadores y de grupos radicalizados en extremo, partidarios de la acción armada, que obligan al uso de la violencia legítima; porque por esa vía se instalaría la represión que es una salida falsa para resolver a fondo los problemas, y nos arrojaría a una polarización duradera, como ha sucedido cuando son rebasadas las instancias del dialogo y la sensatez, y entonces se entronizaría la violencia. Por ello mismo, lo mejor es acordar y resolver en términos pacíficos pero con firmeza y seriedad. Como decía el clásico Don Jesús Reyes Heroles, siempre será mejor usar la fuerza de la política y no usar la política de la fuerza.

 

Por ello y no obstante las dificultades que se han presentado, por las obstinaciones observadas, tengo fe y confianza en que todavía hay espacio y oportunidad para una solución negociada; sin embargo se impone respetar las leyes, buscar consensos, abandonar intransigencias y poner orden, para avanzar.
El gobierno federal ha atendido y resuelto peticiones de la CNTE, pero falta correspondencia, pues los bloqueos y la inasistencia a clases continúan en algunas regiones, aunque hayan disminuido.

 

La sociedad sigue esperando con urgencia un buen arreglo, pues el espectáculo que se observa es deplorable.

 

Considero que en la vida todo es perfectible, pero en este caso es condición actuar con actitudes útiles y pensar en lo que más le conviene al país y, sobre todo, hacer que el raciocinio, las buenas maneras, la madurez y el espíritu positivo imperen en las mesas de diálogo y de negociación que se vuelvan a establecer.
El talento de quienes redactaron los textos de la reforma educativa, y de las y los legisladores que la aprobamos, por supuesto que no es infalible ni perfecto pero, me consta, que se caracterizó por la buena fe y por la mejor intención de hacer el bien.
Si todo en la vida está sujeto a revisiones para mejorar, también las posturas del gobierno y las de los dirigentes de la CNTE deberían estarlo.

 

Es sano estar expuestos al escrutinio público y a la transparencia, y hablar invariablemente con la verdad. Siempre serán mejores las soluciones negociadas, producto del diálogo y del entendimiento razonados,  pero preservando las determinaciones basadas en la fortaleza de la ley y en el espíritu mayoritario que respalda medidas de trascendencia nacional e histórica, como es el caso.
No es correcto ni justo que solamente una de las partes en conflicto ceda y la otra se mantenga en una oposición tan radical, intransigente y persistente, con un no irreconciliable, “hasta que se derogue la reforma”.  Eso no me parece que sea bueno. La mayor parte de la sociedad está cansada y decepcionada por la falta de un solución armónica en ésta tan prolongado conflicto.
La mayoría quiere una mejor educación, impartida por un magisterio mejor preparado. En gran parte de la sociedad hay molestia con la Coordinadora por las acciones asumidas, pero también la hay con el gobierno, porque el conflicto continúa hasta la fecha, con las consecuencias negativas conocidas que tanto afectan a la niñez y la juventud de las entidades federativas que aún no tienen clases, y no hay justificación, pues el segmento magisterial podría seguir luchando por sus causas emancipadoras, mediante sus líderes, pero sin interrumpir sus enseñanzas en las aulas.

 

Por qué no replantear las posiciones con un espíritu de colaboración, concordia y viabilidad, para encontrar la salida, buscando, cómo sí, llevar a feliz término la reforma, por cierto aceptada por la mayoría de las y los maestros del país?
Si para transitar fuera indispensable hacer algunos ajustes en los formatos o en la redacción de los contenidos, pues inténtese un nuevo esfuerzo, conservando la esencia por el cambio y el mejoramiento de la educación. Aunque no sea deseable cambiar por cambiar, o cambiar atendiendo a caprichos el contenido de la reforma y el texto constitucional no son inamovibles.

 

Todo es reformable y más aún si se trata de perfeccionar y de mejorar las cosas. Si ese fuera el camino más indicado para avanzar a plenitud con la reforma educativa, pues para eso están las instancias legislativas, para conocer, examinar, debatir, revisar, aportar  y enriquecer el contenido de nuestras leyes, con el fin de seguir adelante, bajo la égida de la superación. Pidamos a los dirigentes de la Coordinadora que vuelvan a las aulas y que sigan luchando y hagan sus aportaciones precisas para lograr la ansiada educación de mayor calidad, tan proclamada.
Se impone que se expresen y manifiesten con altura de miras, con grandeza de espíritu, con visión y con buen ánimo, para que las cosas buenas sucedan.
Del otro lado de la mesa no se debe asumir que todo lo que proponga la CNTE sea negativo, luego entonces se hace necesario que las partes se vuelvan a escuchar y que se echen por la borda los enfoques polarizantes y los tonos confrontacionales para lograr  que la reforma avance en un plano de transparencia, respeto y honradez, pero con todos a bordo, como diría el gran poeta y filósofo León Felipe, en bien de las y los mexicanos, pues no es deseable avanzar con el uso de la fuerza.
Es indiscutible la necesidad de una mejor educación formal e informal para la
niñez y la juventud mexicanas.

 

Elevar la calidad  de la educación también está fuera de discusión, y es de elemental justicia, laboral y social  que los derechos de las y los maestros sean respetados, pero hay obligaciones que cumplir.

 

La reforma busca mejorar la educación en nuestro país, y por ningún motivo pretende conculcar los derechos del magisterio, ni busca privatizar la educación pública, como dolosamente se ha dicho; lo que se pretende es elevar el nivel de la educación, mediante un modelo diferente, que capacite, mejore y evalúe, elevando el valor intrínseco de quienes tienen bajo su responsabilidad la noble tarea de enseñar y de formar a las nuevas generaciones, apoyados en valores y principios, innovación y creatividad, para impulsar el desarrollo integral del educando.

 

Independientemente de los adjetivos que merezca la relación del gobierno con las dirigencias políticas del magisterio a lo largo de la historia, esta reforma la modifica y la corrige, sobre todo en lo concerniente a los excesos tan notables que existían, y esto es muy importante, también. En el magisterio se respeta la libertad de pensamiento y de militancia como movimiento social; tienen el derecho a ser crítico y por ello a nadie le debe asustar la existencia de corrientes partidarias y de oposición.

 

Está permitido enseñar la verdad científica, aún con pasión y con principios y valores ideológicos, pero no se vale caer en afanes que conlleven a la drogadicción ideológica que es, a todas luces, enfermiza, perversa y nociva, como también lo  expresara en su tiempo el gran ideólogo, maestro, historiador, político estadista Reyes Heroles.

 

Heriberto Galindo Quiñones