Category Archives: ENTREGA ESPECIAL

MARCO ANTONIO MEDRANO DE HORCA Y CUCHILLO

La historia negra del falso izquierdista y vividor

MARCO ANTONIO MEDRANO DE HORCA Y CUCHILLO

 

Isaac Jaziel Trasviña Osorio.

 

¿Cuáles son los motivos reales para que el faso redentor sindical, Marco Antonio Medrano, ex candidato a diputado por MORENA en el distrito 7, vocifere y calumnie como lo hace en contra de la  Universidad Autónoma de Sinaloa y otros actores políticos no ajustados a su forma de manera de ser y de pensar? ¿Qué intereses mezquinos mueven al falso luchador social en esta nueva campaña de ataque contra de la institución educativa?

Marco Antonio Medrano, miembro de la vieja clase política perredista quien no entiende otra manera de sobresalir que el discurso incendiario y el radicalismo aparente, hoy enquistado junto a su clan en MORENA pretende sacar provecho particular en esta nueva contienda electoral, engañando a los bobos pues tras bajo esa aparente fachada de defensor de los intereses colectivos se oculta la misma historia y el mismo quehacer corrupto que lo ha caracterizado en toda su vida.

Universitario con casi 40 años de antigüedad, pero que no ha laborado en su plaza base más de 10, ha brincado de puesto en puesto haciendo del sindicato de la universidad su modus vivendi. Desde los noventa, durante el rectorado de David Moreno Lizárraga, daban muestras él y su grupo la forma mezquina de conducirse,  ya que siendo secretario de trabajo y su pareja sentimental secretaria general, pretendieron imponerse un periodo más en el poder sin consultar a las bases. La farsa no fue solapada por las autoridades universitarias de aquel entonces, y a partir de ese momento se avocaron a una lucha sin fundamentos, que culminó en el periodo más gris de la sección sindical de la universidad. Tomas, plantones, y un movimiento por demás absurdo, fueron las acciones que este grupúsculo implementaron.

Como dijo el maestro José Alfredo Jiménez, “nada les han enseñado los años, siempre caen en los mismos errores”. Hoy de nueva cuenta y como si los trabajadores no tuvieran memoria, pretenden implementar la misma dinámica: hacerse llamar dirigente sindical de un gremio que no lo reconoce y al cual utiliza para sus luchas partidistas. En aquellos años no les funcionó y hoy tampoco pues se mueve soltando mentiras a diestra y siniestra.

El llamado enemigo de las autoridades universitarias, y falso defensor de los trabajadores, no siempre se ha manejado bajo esa pantalla, ya que después de pretender ser dirigente sindical en el periodo ya mencionado, fue parte de la administración en el rectorado siguiente, al conformar la comisión de escalafón, en la cual se dedicó a lesionar los derechos de los trabajadores que apenas unos meses atrás decía defender, y cuidar solo los intereses  de la universidad como todo buen patrón, todo esto en el rectorado de Rubén Rocha Moya, miembro de su corriente perredista. En ese periodo tiró su bandera de falso luchador social y se pasó al lado patronal, convirtiéndose en un funcionario de horca y cuchillo.

Su carrera dentro de la UAS, siempre fue en la misma tesitura, secretario de trabajo, comisionado. Lo mismo brincaba de las filas sindicales a las patronales sin ningún recato, inclusive en uno de estos movimientos en donde se le otorgó un nombramiento de confianza, demandó a la universidad ganándole un juicio por más de millón y medio de pesos.

Siempre enemigo del rector en turno, o cuando menos de manera aparente, financiaba con dinero, sin especificar su procedencia, las campañas políticas que se acostumbraban en aquellos entonces en la universidad. Fiestas, bacanales, borracheras, y propaganda electoral, salían generalmente de las arcas de este personaje ¿pero de donde obtenía y obtiene los recursos el aparente modesto y falso defensor universitario? La respuesta es clara y alarmante, ya que sus luchas siempre llevan el trasfondo del interés económico, para muestra no uno, varios botones.

Teniendo en su poder la secretaría de trabajo del sindicato fue orquestador del fraude laboral más grande en la historia de la universidad: más de 400 amigos, compadres y familiares, ingresaron a laborar a la universidad sin tener ningún derecho, todo gracias a los nombramientos firmados por el “gran sindicalista”, claro que cuando el pago a estos trabajadores no se efectuaba, estos eran azuzados a demandar a la universidad, en los despachos jurídicos de este personaje y de otros de su corriente perredista, como por ejemplo Tere Guerra y Asociados, propiedad de la ex diputada del PRD Tere Guerra Ochoa, quien también participaba en el negocio redondo. Obviamente que al proceder la demanda gran porcentaje del pago de los trabajadores, quedaba en los abogados de “su líder sindical”.

Tanto era la aparente enemistad de este grupo con las autoridades universitarias, que a más de uno les parecía inexplicable como podían tener una empresa a costillas de la UAS, sin que nadie les pusiera un alto: botas, bolsas, chamarras y artículos con los logotipos oficiales de la universidad, eran vendidos por los Medrano y descontados vía nomina sin que nadie se opusiera, sin pagar impuestos, personal de cobranza o sin la posibilidad de que alguien les fallara a la hora del pago ya que el descuento era incluido en su quincena. Mes con mes se le veía arribar al departamento de finanzas por cheques millonarios producto de su vendimia. Su negocio era redondo.

Evidentemente que el odio y el ataque psicológico al momento de arrebatarle este negocio tan redituable no se hizo esperar, varios familiares y personas cercanas subsistían sin trabajar a costilla de la universidad, de ahí pues el desespero al ver su mina de oro destruida. Fue en el periodo de Héctor Melesio Cuén, cuando las cosas en la universidad cambiaron de manera rotunda: una reestructuración integral, acreditación de programas educativos, y millonarias inversiones en infraestructura, fueron los ejes en ese rectorado. El hecho de modificar la elección de sus autoridades, imposibilitó a estos personajes a seguir arribando a los puestos acostumbrados, ya que con la nueva ley orgánica se privilegiaba la academia y no el populismo. Desde ese entonces y hasta hoy la campaña de desprestigio hacia la universidad y hacia el rector que les quitó su gran modo de vivir, ha persistido.

Actualmente el grupo Medrano como se conoce en la universidad, cuenta con la caja de ahorro y préstamo de los jubilados, asociación apócrifa que no representa realmente a ese sector, la cual de manera agiotista presta a sus “ahorradores” descontándoles también vía nomina, y cobrándoles intereses exorbitantes, y que en las actuales épocas decembrinas cientos de trabajadores dejaran sus aguinaldos en las arcas de estos abusivos.

Un tema de gran actualidad nacional, es el de las pensiones y la jubilación de los trabajadores. La embestida federal (SHyCP-SEP) de frente a las instituciones educativas es fuerte, y solo aquellas que busquen alternativas reales podrán mantener intactas sus prestaciones; tal es el caso de la Universidad Autónoma de Sinaloa, que desde hace varios años conformó un fideicomiso para asegurar la jubilación de sus trabajadores, aportando un porcentaje igualitario entre institución y empleado. En su momento fueron los mismos trabajadores los que estuvieron de acuerdo en esta medida, pero de nueva cuenta este grupo del que se hace mención, implementó una campaña de demandas en contra de dicho fondo. El fideicomiso reventó a causa de este hecho y hoy los trabajadores de la UAS se encuentran en la total indefensión, ya que si en un futuro el gobierno federal les retira el apoyo y los recursos para su jubilación, quedaran en el desamparo total, tal y como está sucediendo con los sindicatos de Comisión Federal o del ISSSTE. Obviamente y como es costumbre en el grupo Medrano, todas estas demandas en contra del fideicomiso son turnados en los despachos de su propiedad y en el de Tere Guerra, y que con la culminación del juicio se han visto beneficiados con varios millones de pesos, vía porcentaje de abogados.

Las declaraciones y actos de Marco Antonio Medrano en contra de la Universidad, y de quien terminó con su negocio dentro de ella, carecen de fundamento. Es el reflejo de la locura que le provocó perder ese gran ingreso. Hoy desde las trincheras de MORENA, vocifera y señala cual inmaculado político, pretendiendo sacar provecho y colarse en alguna posición en esta próxima contienda electoral. Su historia es negra y ya todos la conocen. Sus calumnias no calan, no penetran, deberían sus nuevos compañeros de partido conocer la calidad moral de este personaje, antes de que implemente en MORENA su ventajoso modo de vivir.