Category Archives: zona mixta

Zona Mixta

Por: Alberto Camacho Sarabia.
Paso arrollador.

Luego de la apresurada salida de Lorenzo Bundy de banquillo, y casi como si una varita mágica hubiera tocado al “clubhouse” de los Tomateros de Culiacán, los actuales campeones de la Liga Mexicana del Pacífico han enderezado el camino, cosechando un total de 21 victorias a cambio de 14 descalabros y firmemente asentados en la cima de la tabla de clasificación en este final de primera vuelta.

El punto de inflexión para los guindas vino aquel viernes 02 de noviembre, luego de que Culiacán perdiera una ventaja de 3-0 y fuera derrotado 4-3 por los Charros de Jalisco; dicha derrota dejó el récord de Lorenzo Bundy en 8 triunfos y 10 derrotas, marcando su salida de una nave que, al menos en el papel, lucía con la capacidad de manejarse por sí sola.

Hay que admitirlo, Tomateros de Culiacán encontró su estilo óptimo de juego con Benjamín Gil, “El Matador” entendió que el equipo está hecho para jugar a base de velocidad y sin depender del home run; y, ciertamente, con Bundy en el banquillo, era evidente que vendría una ideología distinta a la que tan buenos resultados le ha dado a los sinaloenses.

Lamentablemente, con un calendario tan corto, y con un peso de franquicia tan grande, sin dejar de lado el hecho de que se ostenta el mote de “actuales campeones”, no se podía dejar pasar más tiempo en este experimento, y la decisión tomada ha salido de la mejor manera.

Culiacán recuperó su nivel, los jugadores se encuentran disfrutando su béisbol, y los resultados son palpables, los guindas han ido desde el fondo del standing hasta la cima, y con un buen colchón para lo que resta de esta primera vuelta, todo indica que los ocho puntos otorgados al primer lugar de este primer rollo se quedarán en la casa del campeón.

Recordemos que una temporada regular no define al equipo que se alzará con el campeonato a finales de enero de 2019, no obstante, si nos ponemos a pensar, y aplicando un enfoque optimista, es posible que Culiacán alce la mano para imitar a los Yaquis de Ciudad Obregón de principios de la década, quienes juntaron un tricampeonato de escándalo.

Y, con la primera vuelta en los libros de historia de la “Mex-Pac”, las posiciones quedaron de la siguiente forma:

1.- Tomateros de Culiacán con 8 puntos.

2.- Venados de Mazatlán con 7 puntos.

3.- Naranjeros de Hermosillo con 6 puntos.

4.- Yaquis de Ciudad Obregón con 5 puntos.

5.- Águilas de Mexicali con 4.5 puntos.

6.- Mayos de Navojoa con 4 puntos.

7.- Charros de Jalisco con 3.5 puntos.

8.- Cañeros de Los Mochis con 3 puntos.

De sorprender lo hecho por Venados, quienes han convertido al “Teodoro Mariscal” en un parque de bateo con la reciente remodelación, y da gusto como dos equipos sinaloenses se encuentran bien afianzados en la cima de la tabla, con su presencia en postemporada asegurada en un 85%; por otro lado, Cañeros de Los Mochis y Charros de Jalisco se las verán en chino para conseguir el boleto a playoffs, y sobre todo, sorprende que los tapatíos estén jugando una lágrima de campeonato, sobre todo si le pegamos una escaneada a su roster actual.

Hoy arranca la Segunda Vuelta, y los guindas recibirán este fin de semana a los aguerridos y subcampeones Mayos de Navojoa.

Allá nos vemos.

=0=

Brincando al fútbol, Dorados de Sinaloa sigue desafiando a toda lógica existente, en esta ocasión, el nuevo milagro del “D10s” del fútbol, Diego Armando Maradona, fue haber derrotado de manera categórica al líder del torneo, al temible y, hasta el miércoles pasado, invencible Juárez FC; con una actuación brillante en ofensiva y defensiva, “El Gran Pez” se llevó el duelo de ida con marcador de 2-0, un resultado hasta cierto punto “cómodo”, pero con los riesgos que implica si se decide atrincherarse en elEstadio Olímpico Benito Juárez.

Una actuación impecable del equipo, donde impera el optimismo y la motivación que le imprime el entrenador argentino, quien dicho sea de paso, le ha devuelto la vida a los pasillos del Estadio Banorte, puesto que vimos una entrada sumamente decente en el encuentro del miércoles.

La vuelta se juega el próximo sábado a las 18:00 horas en Ciudad Juárez, Chihuahua, y si Dorados no se traiciona a sí mismo y juega de la misma manera que lo hizo en la ida, seguramente lo veremos peleando una nueva final, a un paso de regresar a la anhelada Primera División Nacional.

Mucho éxito.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, le deseamos un excelente fin de semana y nos leemos muy pronto.

Zona Mixta

Por: Alberto Camacho Sarabia.
Justo campeón mundial

Hace cosa de una semana, una temporada más de las Grandes Ligas llegó a su fin, con una Serie Mundial que fue esperada por muchos, e incluso catalogada como la “Final Ideal”, el mejor béisbol del mundo entra en su conocido receso de fin de año, cargando baterías para lo que se viene en febrero del 2019.

Sin muchos, y con una justicia innegable, los Medias Rojas de Boston, el mejor equipo de la temporada, se alzó como Campeón tras vencer sin muchos apuros a los Dodgers de Los Ángeles, equipo que, por segundo año consecutivo, cae derrotado en su propio estadio y se queda en el dogout viendo como el rival se alza con el título.

Una temporada perfecta para los Bostonianos, con un récord de 108 ganados y 54 perdidos y sin un hueco aparente en su roster, donde absolutamente todos podían batear y definir un encuentro que lucía complicado; y qué decir de los lanzadores, cuando parecía que el bullpen sería la principal flaqueza del equipo, sacaron a relucir el mejor récord de todas las Grandes Ligas, y sin problemas, definieron su campeonato en cinco partidos.

Hablando de lo sucedido en el terreno de juego, a juzgar por lo demostrado en las Series Divisionales y de Campeonato, parecía que Los Ángeles daría más pelea en el Clásico de Otoño, sin embargo, un sinfín de decisiones desatinadas durante la Serie Mundial, cortesía del mánager, Dave Roberts, le facilitaron el trabajo a los Medias Rojas.

Alex Cora, entrenador campeón, jugó una Serie Mundial perfecta, sin errores, y siempre siendo agresivos, jugando al béisbol pequeño y buscando la base extra cuando existía la oportunidad; aunado a ello, Cora solamente tuvo un pestañeo durante la Serie por el título, sin embargo, recibió gran ayuda de su contrincante, quienes no supieron manejar esa ventaja recibida.

Es así como los Medias Rojas se alzan campeones por cuarta ocasión en lo que llevamos del nuevo milenio, rompieron la “Maldición del Bambino” en 2004 ante Cardenales, se coronaron por barrida en 2007 sobre los Rockies, en 2013 derrotaron sin apuros a los Cardenales por segunda ocasión, y, finalmente, un nuevo título, esta vez, ante los Dodgers de Los Ángeles.

Por su parte, Dodgers, debe cargar con la pesada losa de perder el “Clásico de Otoño” por segundo año consecutivo, cierto, llegaron bastante lejos tras tener un arranque de temporada sumamente complicado, aunado a las lesiones y bajas de juego de algunos peloteros, pero al final, el envión anímico les alcanzó para alcanzar la Final, aunque no fue suficiente para poder imponerse a un equipo tan compacto como Boston.

Sendos errores mentales y de manejo por parte de su manager, Dave Roberts, fueron los que hundieron a los Californianos durante la Serie; una confianza ciega en tres lanzadores que nunca dieron el ancho, así como decisiones precipitadas en cambios a la ofensiva son algunos ejemplos del porqué Los Ángeles volvió a perder una Serie Mundial, y todo indica que tal vez, solo tal vez, el problema esté en la dirección del equipo y no en los jugadores.

Veremos varios rostros salir de California con rumbo a nuevos equipos, a varios peloteros se les acabó su ciclo con la casaca azul, y así como algunos se van, seguramente veremos nuevos peloteros de élite con la gorra de Los Ángeles, aspecto importante, sin embargo, y a juicio personal de su amable analista deportivo, no habrá un cambio verdadero si el estratega sigue siendo Dave Roberts.

Sin quitarle reflectores a los Medias Rojas, reiteramos la sincera felicitación a la nutrida afición de los Patirrojos, fueron los mejores todo el año y ganaron bien.

=0=

Brincando a nuestro béisbol, Tomateros de Culiacán tomó una decisión polémica, para algunos apresurada, pero para otros llegó justo a tiempo y con amplio margen de maniobra en caso de que los resultados sigan sin presentarse.

Lorenzo Bundy, quien llegó con gran cartel y con muchas expectativas de hacer caminar a un equipo armado y campeón, fue cesado de su cargo el sábado pasado luego de cosechar resultados negativos, los cuales, hasta el momento de su cese, tenían a los guindas en el fondo del standing, con tres series perdidas de manera consecutivas, e incluso, con un total de cuatro partidos perdidos al hilo.

La directiva campeona no se tentó el corazón y decidió apagar el fuego mucho antes de que se propagara y fuera incontrolable, dejando en el cargo a Robinson Cancel, quien, por cierto, logró sacar una serie sumamente complicada ante Charros de Jalisco, equipo que, hasta el fin de semana pasada, ostentaba el liderato de la Liga en solitario.

Culiacán sufrió este primer mes la ausencia de sus peloteros más importantes, casos como: Ramiro Peña, Sebastián Elizalde y Anthony Vázquez que recientemente consiguieron el campeonato con Sultanes de Monterrey, no pudieron reportarse desde el inicio de campaña; sin duda, baluartes del equipo guinda y que le darán un empujón al nivel de los Tomates.

Cancel ya fungía labores en el equipo guinda como coach en las bases, por lo que ya conoce las debilidades y fortalezas del actual campeón, y, de entrada, ha iniciado con el pie derecho su gestión, veremos qué cuentas consigue en su visita a Hermosillo de esta semana.

Pendientes al caso.

=0=

Con esto nos despedimos, le deseamos una excelente semana y nos leemos pronto.

Hasta la próxima.

Zona Mixta

Por: Alberto Camacho Sarabia
Un buen espectáculo.

Se han cumplido ya siete meses de temporada de las Grandes Ligas, y ya todo se resume a dos equipos, la Serie Mundial de este año pinta espectacular, por un lado, el mejor equipo del año, con el récord más abultado de victorias, y por otro, el perdedor del año pasado, y quien, contra todo pronóstico, regresa al “Clásico de Otoño”.

¿Los contendientes?, Medias Rojas de Boston contra Dodgers de Los Ángeles, un par de equipos con mucha historia en este deporte, y también, con una numerosa base de aficionados, que han estado en las buenas, y en las malas también.

¿Cómo llegan ambos equipos?, primero, vamos con los Bostonianos, los poseedores del mejor récord de ganados y perdidos de todas las Grandes Ligas (108 triunfos y 54 descalabros), el camino para los “pati rojos” no ha tenido un solo ápice de drama, derrotando sin muchos apuros a los Yankees de Nueva York en la Serie Divisional en cuatro encuentros, y, en la Serie de Campeonato, echando a los Astros de Houston en cinco partidos, sin despeinarse y mostrando un poder con el madero temible, destacando los batazos de Jackie Bradley Jr. Quien tuvo una Serie de Campeonato para la historia.

La tropa dirigida por Alex Cora carece de alguna debilidad aparente, absolutamente todo el equipo se encuentra jugando en una liga diferente, puesto que, nombres como: Mookie Betts, Andrew Benintendi, Rafael Devers, Xander Bogaerts, Chris Sale y David Price, se encuentran en su nivel óptimo, y pocos equipos han podido salir adelante cuando se enfrenta a la novena bostoniana.

En el otro frente, los Dodgers de Los Ángeles repiten como los campeones de la Liga Nacional, al superar en siete cardiacos y muy disputados juegos a los Cerveceros de Milwaukee, quienes vendieron muy cara su derrota y forzaron la Serie de Campeonato hasta su límite, en la cual, y en contra de todo pronóstico, su lanzador más joven, Walker Buehler, pudo salir adelante y soportar los embates de la novena de Wisconsin, además de recibir el apoyo del bateo oportuno.

Los Dodgers a principios del mes de junio se encontraban muy lejos de la cima de la División Oeste de la Liga Nacional, siendo superados por Rockies de Colorado y Diamondbacks de Arizona; Los Ángeles se veía deprimido y sin capacidad de sobreponerse al trago amargo de haber perdido la Serie Mundial ante los Astros de Houston, pero, y ante el asombro de sus propios aficionados, incluido su servidor, el equipo se levantó, y la gasolina les ha alcanzado para llegar hasta la máxima instancia del béisbol estadounidense.

Siendo francos, las estrellas que presenta el equipo californiano son fácilmente eclipsadas por lo que tiene Boston en sus filas, cierto, hay jugadores importantes como: Max Muncy, Chris Taylor, Manny Machado o Kiké Hernández, pero al menos en números, los Medias Rojas miran hacia abajo a la hora de hacer un cara a cara.

Tal parece que la carta fuerte de los Dodgers será el picheo, el abridor zurdo, Clayton Kershaw, está exorcizando a todos sus demonios en esta postemporada, acostumbrado a ser un pítcher “de temporada regular”, el brazo izquierdo de Los Ángeles está dando muestras de su talento que lo llevó a ser el mejor lanzador de todas las Grandes Ligas, y se anda aventando unos playoffs a la altura de su estirpe.

Acompañando a Kershaw, destacan los zurdos Rich Hill y Ryu Hyun-Jin, así como el joven derecho Walker Buehler, quienes han logrado sellar los embates de sus contrarios, además de que han contado con la fortuna de que la ofensiva ha sabido reaccionar en tiempo y forma, y, cuando logran su cometido y se van al frente en la pizarra, el relevo, inéditamente efectivo, hace su presencia, destacando las labores de Pedro Báez, Ryan Madson y el propio Kenley Jansen.

Si los azules quieren tener una oportunidad ante Boston, deberán confiar en sus abridores zurdos, al ser el talón de Aquiles de la ofensiva patirroja, asimismo, los bates azules deberán ser conscientes que el relevo contrario es endeble, y tal vez en esa instancia se encuentre la posibilidad de ganar esta Serie Mundial.

Basándonos en la diferencia de rósters, así como a la contrastante campaña de ambos conjuntos, Medias Rojas salta como el equipo favorito a llevarse la Serie Mundial sin apenas despeinarse, empero, el béisbol es un deporte donde la estadística es importante, sí, pero también termina siendo meramente ilustrativa, y grandes gestas de equipos que lucían “inferiores” están a la orden del día, y si no me creen, basta con ver el último campeonato de Los Ángeles en 1988, cuando silenciaron a los entonces todopoderosos Atléticos de Oakland.

Ya veremos cómo se desenvuelve este asunto.

=0=

En otro tema Liga Mexicana del Pacífico volvió a ponerse en marcha, y con ella, inició la recta final de este 2018 que se ha ido como agua entre los dedos; Tomateros de Culiacán, en su papel de campeones vigentes, le dieron la bienvenida a la Temporada recibiendo a Mayos de Navojoa, donde el partido quedó en un segundo plano, puesto que, por primera vez en varios años, el espectáculo inaugural dejó sumamente satisfecho hasta a los aficionados más exigentes.

Para profundizar en esto, podemos comentarle que, en los más de 16 años que tiene su servidor asistiendo a la ceremonia inaugural de la Liga Mexicana del Pacífico, siempre me había quedado con la expectativa de esperar “algo más” en los shows que se montan antes de la siempre presente pirotecnia; hacía bastantes años que no se montaba un acto tan emotivo y bien hecho, aprovechando al máximo las bondades de las nuevas pantallas laterales que le brindan una vanguardia tecnológica sin precedentes a la casa de los guindas.

Al son de “We Are The Champions” de la mítica banda británica Queen, la directiva homenajeó el épico y sufrido séptimo juego de la serie final donde Tomateros se alzó con el onceavo título, por medio de un espectáculo de pirotecnia bien pensado, el cual tocó las fibras más sensibles de los aficionados que siguen al equipo a todos lados.

Fue así, como por primera vez en varios años, Tomateros de Culiacán dejó satisfechos hasta a los aficionados más exigentes, y, con ocho juegos disputados, el equipo guinda sigue caminando sin mucho sobresalto, de acuerdo a lo que se esperaba de ellos antes del arranque de campaña.

=0=

De igual forma, tuvimos la oportunidad de asistir al remodelado y renovado estadio de béisbol del puerto de Mazatlán, literalmente, el Teodoro Mariscal recibió una “garra de tigre”, dejando muy atrás el estigma de ser un estadio incómodo y viejo, como muchos aficionados, mazatlecos y extranjeros, lo describían.

Un inmueble digno y a la altura del destino turístico que es Mazatlán, la nueva casa de los Venados dejó satisfechos a los fanáticos que se dieron cita, pudimos escuchar a algunos de ellos hablar bien de la obra que aún está por concluirse, afirmando que se trata de un edificio amplio, cómodo, vistoso y con todos los servicios que se espera de un recinto de primer nivel.

La obra se encuentra  rozando el 85 por ciento de su avance (a ojo de buen cubero), todavía resta por colocar una parte de la estructura que soportará el techo, así como su debida revestidura, de igual forma, algunos detalles como la reparación de la mega pantalla colocada en jardín central, y la fachada exterior del Estadio, son los aspectos que aún faltan por terminar en el hogar de los Venados de Mazatlán, el cual, debemos admitir que tiene cierto aire con el Nuevo Estadio de los Tomateros de Culiacán, al contar con un pasillo único que le da la vuelta entera al Estadio, conectando la zona de “bleachers” con la sección numerada, asimismo, la presencia de restaurantes dentro del mismo, nos hace recordar las amenidades que ofrece la casa de los guindas.

En cuanto a show inaugural se trata, un espectáculo muy cargado con pirotecnia, con su característico mensaje por parte del dueño de Venados de Mazatlán, José Antonio Toledo Pinto, fueron los aspectos más destacados de un espectáculo que, siendo honestos, se quedó corto comparado a lo visto en la casa de la Nación Guinda.

Pero esto no debe demeritar el aspecto positivo, Venados de Mazatlán está a escasos días de contar con un Estadio de primer nivel, dejando rezagados a parques como el de Águilas de Mexicali o Yaquis de Ciudad Obregón, incluso teniendo un duelo parejero con la casa de los Naranjeros de Hermosillo.

=0=

Cambiando radicalmente de tema, tenemos rato sin platicar sobre el nuevo hijo pródigo de la cultura futbolera de Culiacán, desde su llegada, y contrario a lo esperado por medios de comunicación y aficionados, “El Diego” no ha salido de su papel de entrenador responsable, haciendo muy bien las cosas con Dorados de Sinaloa, quienes hoy más que nunca aspiran a conseguir un lugar en la liguilla del Ascenso MX.

Un Diego Armando Maradona completamente entregado a su profesión, así como a la ciudad que lo acoge, ha traído resultados positivos dentro del terreno de juego, al juntar la nada despreciable cantidad de tres victorias y dos derrotas en partidos oficiales, así como un triunfo amistoso ante los Xolos de Tijuana; en el torneo de liga, Maradona ha conseguido nueve puntos de doce posibles, siendo, de momento, el octavo lugar del Apertura 2019.

Los propios jugadores han acogido bien al todavía nuevo entrenador del equipo, quien parece estar integrando un equipo unido y completamente entregado al fútbol, tal y como lo hizo el propio Diego en sus tiempos como futbolista, quien dentro del rectángulo de juego fue el mejor jugador de la historia, junto con Pelé.

Tal parece que a la directiva del pez le está saliendo la jugada, consiguiendo buenos resultados con un equipo netamente inferior y sin un armado adecuado, pero con vistas a complementarse con los refuerzos que el entrenador argentino pueda solicitar en el próximo mercado de transferencias.

Este fin de semana sacaron una victoria trascendental en cancha de los siempre favoritos Mineros de Zacatecas, catapultando al Pez a los puestos de liguilla, y con miras de poder hacer algo interesante en la postemporada, de igual forma, destacar lo del atacante ecuatoriano Vinicio Angulo, quien hace unas semanas era un bulto en el terreno de juego, y, tras la llegada del “Pelusa”, ha anotado seis goles y se encuentra a una anotación de distancia de ser líder goleador del torneo, ¿qué cosas no?

Pendientes al caso.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, le deseamos una buena semana y nos leemos muy pronto.

Hasta la próxima.

Zona Mixta

Por: Alberto Camacho Sarabia
Un buen espectáculo.

Se han cumplido ya siete meses de temporada de las Grandes Ligas, y ya todo se resume a dos equipos, la Serie Mundial de este año pinta espectacular, por un lado, el mejor equipo del año, con el récord más abultado de victorias, y por otro, el perdedor del año pasado, y quien, contra todo pronóstico, regresa al “Clásico de Otoño”.

¿Los contendientes?, Medias Rojas de Boston contra Dodgers de Los Ángeles, un par de equipos con mucha historia en este deporte, y también, con una numerosa base de aficionados, que han estado en las buenas, y en las malas también.

¿Cómo llegan ambos equipos?, primero, vamos con los Bostonianos, los poseedores del mejor récord de ganados y perdidos de todas las Grandes Ligas (108 triunfos y 54 descalabros), el camino para los “pati rojos” no ha tenido un solo ápice de drama, derrotando sin muchos apuros a los Yankees de Nueva York en la Serie Divisional en cuatro encuentros, y, en la Serie de Campeonato, echando a los Astros de Houston en cinco partidos, sin despeinarse y mostrando un poder con el madero temible, destacando los batazos de Jackie Bradley Jr. Quien tuvo una Serie de Campeonato para la historia.

La tropa dirigida por Alex Cora carece de alguna debilidad aparente, absolutamente todo el equipo se encuentra jugando en una liga diferente, puesto que, nombres como: Mookie Betts, Andrew Benintendi, Rafael Devers, Xander Bogaerts, Chris Sale y David Price, se encuentran en su nivel óptimo, y pocos equipos han podido salir adelante cuando se enfrenta a la novena bostoniana.

En el otro frente, los Dodgers de Los Ángeles repiten como los campeones de la Liga Nacional, al superar en siete cardiacos y muy disputados juegos a los Cerveceros de Milwaukee, quienes vendieron muy cara su derrota y forzaron la Serie de Campeonato hasta su límite, en la cual, y en contra de todo pronóstico, su lanzador más joven, Walker Buehler, pudo salir adelante y soportar los embates de la novena de Wisconsin, además de recibir el apoyo del bateo oportuno.

Los Dodgers a principios del mes de junio se encontraban muy lejos de la cima de la División Oeste de la Liga Nacional, siendo superados por Rockies de Colorado y Diamondbacks de Arizona; Los Ángeles se veía deprimido y sin capacidad de sobreponerse al trago amargo de haber perdido la Serie Mundial ante los Astros de Houston, pero, y ante el asombro de sus propios aficionados, incluido su servidor, el equipo se levantó, y la gasolina les ha alcanzado para llegar hasta la máxima instancia del béisbol estadounidense.

Siendo francos, las estrellas que presenta el equipo californiano son fácilmente eclipsadas por lo que tiene Boston en sus filas, cierto, hay jugadores importantes como: Max Muncy, Chris Taylor, Manny Machado o Kiké Hernández, pero al menos en números, los Medias Rojas miran hacia abajo a la hora de hacer un cara a cara.

Tal parece que la carta fuerte de los Dodgers será el picheo, el abridor zurdo, Clayton Kershaw, está exorcizando a todos sus demonios en esta postemporada, acostumbrado a ser un pítcher “de temporada regular”, el brazo izquierdo de Los Ángeles está dando muestras de su talento que lo llevó a ser el mejor lanzador de todas las Grandes Ligas, y se anda aventando unos playoffs a la altura de su estirpe.

Acompañando a Kershaw, destacan los zurdos Rich Hill y Ryu Hyun-Jin, así como el joven derecho Walker Buehler, quienes han logrado sellar los embates de sus contrarios, además de que han contado con la fortuna de que la ofensiva ha sabido reaccionar en tiempo y forma, y, cuando logran su cometido y se van al frente en la pizarra, el relevo, inéditamente efectivo, hace su presencia, destacando las labores de Pedro Báez, Ryan Madson y el propio Kenley Jansen.

Si los azules quieren tener una oportunidad ante Boston, deberán confiar en sus abridores zurdos, al ser el talón de Aquiles de la ofensiva patirroja, asimismo, los bates azules deberán ser conscientes que el relevo contrario es endeble, y tal vez en esa instancia se encuentre la posibilidad de ganar esta Serie Mundial.

Basándonos en la diferencia de rósters, así como a la contrastante campaña de ambos conjuntos, Medias Rojas salta como el equipo favorito a llevarse la Serie Mundial sin apenas despeinarse, empero, el béisbol es un deporte donde la estadística es importante, sí, pero también termina siendo meramente ilustrativa, y grandes gestas de equipos que lucían “inferiores” están a la orden del día, y si no me creen, basta con ver el último campeonato de Los Ángeles en 1988, cuando silenciaron a los entonces todopoderosos Atléticos de Oakland.

Ya veremos cómo se desenvuelve este asunto.

=0=

En otro tema Liga Mexicana del Pacífico volvió a ponerse en marcha, y con ella, inició la recta final de este 2018 que se ha ido como agua entre los dedos; Tomateros de Culiacán, en su papel de campeones vigentes, le dieron la bienvenida a la Temporada recibiendo a Mayos de Navojoa, donde el partido quedó en un segundo plano, puesto que, por primera vez en varios años, el espectáculo inaugural dejó sumamente satisfecho hasta a los aficionados más exigentes.

Para profundizar en esto, podemos comentarle que, en los más de 16 años que tiene su servidor asistiendo a la ceremonia inaugural de la Liga Mexicana del Pacífico, siempre me había quedado con la expectativa de esperar “algo más” en los shows que se montan antes de la siempre presente pirotecnia; hacía bastantes años que no se montaba un acto tan emotivo y bien hecho, aprovechando al máximo las bondades de las nuevas pantallas laterales que le brindan una vanguardia tecnológica sin precedentes a la casa de los guindas.

Al son de “We Are The Champions” de la mítica banda británica Queen, la directiva homenajeó el épico y sufrido séptimo juego de la serie final donde Tomateros se alzó con el onceavo título, por medio de un espectáculo de pirotecnia bien pensado, el cual tocó las fibras más sensibles de los aficionados que siguen al equipo a todos lados.

Fue así, como por primera vez en varios años, Tomateros de Culiacán dejó satisfechos hasta a los aficionados más exigentes, y, con ocho juegos disputados, el equipo guinda sigue caminando sin mucho sobresalto, de acuerdo a lo que se esperaba de ellos antes del arranque de campaña.

=0=

De igual forma, tuvimos la oportunidad de asistir al remodelado y renovado estadio de béisbol del puerto de Mazatlán, literalmente, el Teodoro Mariscal recibió una “garra de tigre”, dejando muy atrás el estigma de ser un estadio incómodo y viejo, como muchos aficionados, mazatlecos y extranjeros, lo describían.

Un inmueble digno y a la altura del destino turístico que es Mazatlán, la nueva casa de los Venados dejó satisfechos a los fanáticos que se dieron cita, pudimos escuchar a algunos de ellos hablar bien de la obra que aún está por concluirse, afirmando que se trata de un edificio amplio, cómodo, vistoso y con todos los servicios que se espera de un recinto de primer nivel.

La obra se encuentra  rozando el 85 por ciento de su avance (a ojo de buen cubero), todavía resta por colocar una parte de la estructura que soportará el techo, así como su debida revestidura, de igual forma, algunos detalles como la reparación de la mega pantalla colocada en jardín central, y la fachada exterior del Estadio, son los aspectos que aún faltan por terminar en el hogar de los Venados de Mazatlán, el cual, debemos admitir que tiene cierto aire con el Nuevo Estadio de los Tomateros de Culiacán, al contar con un pasillo único que le da la vuelta entera al Estadio, conectando la zona de “bleachers” con la sección numerada, asimismo, la presencia de restaurantes dentro del mismo, nos hace recordar las amenidades que ofrece la casa de los guindas.

En cuanto a show inaugural se trata, un espectáculo muy cargado con pirotecnia, con su característico mensaje por parte del dueño de Venados de Mazatlán, José Antonio Toledo Pinto, fueron los aspectos más destacados de un espectáculo que, siendo honestos, se quedó corto comparado a lo visto en la casa de la Nación Guinda.

Pero esto no debe demeritar el aspecto positivo, Venados de Mazatlán está a escasos días de contar con un Estadio de primer nivel, dejando rezagados a parques como el de Águilas de Mexicali o Yaquis de Ciudad Obregón, incluso teniendo un duelo parejero con la casa de los Naranjeros de Hermosillo.

=0=

Cambiando radicalmente de tema, tenemos rato sin platicar sobre el nuevo hijo pródigo de la cultura futbolera de Culiacán, desde su llegada, y contrario a lo esperado por medios de comunicación y aficionados, “El Diego” no ha salido de su papel de entrenador responsable, haciendo muy bien las cosas con Dorados de Sinaloa, quienes hoy más que nunca aspiran a conseguir un lugar en la liguilla del Ascenso MX.

Un Diego Armando Maradona completamente entregado a su profesión, así como a la ciudad que lo acoge, ha traído resultados positivos dentro del terreno de juego, al juntar la nada despreciable cantidad de tres victorias y dos derrotas en partidos oficiales, así como un triunfo amistoso ante los Xolos de Tijuana; en el torneo de liga, Maradona ha conseguido nueve puntos de doce posibles, siendo, de momento, el octavo lugar del Apertura 2019.

Los propios jugadores han acogido bien al todavía nuevo entrenador del equipo, quien parece estar integrando un equipo unido y completamente entregado al fútbol, tal y como lo hizo el propio Diego en sus tiempos como futbolista, quien dentro del rectángulo de juego fue el mejor jugador de la historia, junto con Pelé.

Tal parece que a la directiva del pez le está saliendo la jugada, consiguiendo buenos resultados con un equipo netamente inferior y sin un armado adecuado, pero con vistas a complementarse con los refuerzos que el entrenador argentino pueda solicitar en el próximo mercado de transferencias.

Este fin de semana sacaron una victoria trascendental en cancha de los siempre favoritos Mineros de Zacatecas, catapultando al Pez a los puestos de liguilla, y con miras de poder hacer algo interesante en la postemporada, de igual forma, destacar lo del atacante ecuatoriano Vinicio Angulo, quien hace unas semanas era un bulto en el terreno de juego, y, tras la llegada del “Pelusa”, ha anotado seis goles y se encuentra a una anotación de distancia de ser líder goleador del torneo, ¿qué cosas no?

Pendientes al caso.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, le deseamos una buena semana y nos leemos muy pronto.

Hasta la próxima.