Category Archives: zona mixta

Zona Mixta

Por: Alberto Camacho Sarabia.
Se viene la NFL.

Como todos los años, el arranque del mes de agosto representa el regreso de la NFL, el mejor fútbol americano profesional del mundo, por no decir el único, inicia actividades de pretemporada, toda vez que, el próximo 06 de septiembre, las Águilas de Filadelfia, actuales campeones de la Liga, abran hostilidades en contra de los siempre competitivos Halcones de Atlanta.

¿Los contendientes?, tenemos los mismos de siempre: Patriotas de Nueva Inglaterra, Acereros de Houston, los propios Halcones de Atlanta y los Empacadores de Green Bay, ¿qué caso tiene hablar de ellos?, mejor nos enfocaremos en los conjuntos que aspiran a ser las sorpresas, o por lo menos los animadores de la temporada en ciernes.

Luego de la temporada baja, y manteniendo la inercia obtenida en el cierre de la campaña pasada, hay varios equipos que auguran un campeonato sumamente competitivo y con Conferencias y Divisiones muy cerradas, caso completamente contrario a lo vivido el año anterior, donde, a juicio personal, no vimos partidos de nivel, y siempre se abonó a la fortuna más que al talento.

¿Quiénes alzan la mano este año?, bueno, hay varios candidatos, y para cada uno daremos un breve resumen de lo que pueden aportar al certamen 2018-2019, y, antes de entrar en materia, podemos aventurarnos a decir que: Jaguares de Jacksonville, Cargadores de Los Ángeles, Texanos de Houston, las campeonas Águilas de Filadelfia, Vikingos de Minnesota, 49’s de San Francisco, Santos de Nueva Orleans, serán actores muy recurrentes este año.

El caso de los Jaguares de Jacksonville es sumamente curioso, acostumbrados a ser un equipo mediocre y sin aspiraciones de hacer cosas importantes, la temporada pasada dieron el coloquialmente llamado “tontazo” y llegaron mucho más lejos de lo que se esperaba de ellos; consecuentemente y gracias a ese éxito sin precedentes de la organización, la tarea es mantener el paso, y para esta campaña lucen con amplias posibilidades de llegar lejos gracias a su excelente defensiva, comandada por Telvin Smith y Jalen Ramsey, la cual se engalana aún más con la llegada de Andrew Norwell, uno de los mejores agentes libres de la temporada muerta.

En otro panorama, los Cargadores de Los Ángeles demostraron que la mudanza a la capital del cine les vino muy bien, es cierto, no clasificaron a playoffs, pero mostraron sangre caliente en sus venas, y una imagen completamente distinta a lo que tenían acostumbrados durante su etapa en San Diego; con mucho talento joven, como lo son Mike Williams y Forrest Lamp, quienes ya en su segunda temporada, apuntan a dar el estirón, y ser reforzados por lo que haga el novato de primera selección, Derwin James, los Cargadores apuntan a seguir los pasos de sus vecinos, los Carneros, y dar mucho de qué hablar este año.

Houston es otro equipo que poco a poco se encuentra recuperando su estirpe de equipo competitivo, con una promesa en los controles, tal es el caso del Mariscal Deshaun Watson, los Texanos tienen un futuro asegurado, toda vez que las vacas sagradas llamadas DeAndre Hopkins y J.J Watt no se queden sin recursos, no obstante, tener a un jugador como Lamar Miller, capaz de conseguir yardas por tierra, apunta a los oriundos de Texas entre los contendientes de esta temporada.

Otro caso interesante es el de las Águilas de Filadelfia, equipo que se acostumbró a ser el patito feo de todos los partidos de playoffs, nadie daba un peso, o en este caso, un dólar por ellos, esto producto de la baja sensible de Carson Wentz, mariscal de campo novato y estrella emergente del equipo, hacia el final de la temporada regular; Nick Foles entró al quite como el “peor es nada”, y llegó tan lejos que incluso se alzó como el Jugador Más Valioso del Súper Tazón.

Filadelfia apunta para repetir su dominio en la Conferencia Nacional, manteniendo un equipo idéntico y sumamente compacto al del torneo anterior, y estamos seguros que las Águilas mantendrán el buen paso por al menos dos años más.

Los Vikingos de Minnesota fueron el equipo más fuerte y temible de la NFL el año pasado, y la gasolina les alcanzó hasta su visita a Filadelfia, donde fueron apabullados por los hoy campeones de la NFL; el equipo violeta mantuvo su equipo intacto, con la reciente incorporación del defensivo Sheldon Richardson, proveniente de los alicaídos Halcones Marinos de Seattle, y el polémico mariscal de campo Kirk Cousins, quien se espera asesore al novato Case Keenum, de potencial tremendo; este año apuntan a cosas importantes, como el juego de final de conferencia como mínimo.

En la Bahía, los 49’s de San Francisco iniciaron de manera mediocre la campaña anterior, pero una vez que el mariscal de campo, Jimmy Garoppolo aterrizó en el Levi’s Stadium proveniente de los Patriotas de Nueva Inglaterra, la suerte de este equipo cambió radicalmente y cerró de manera fuerte el campeonato, veremos si “Jimmy G” mantiene el ritmo toda la temporada y hace de San Francisco un equipo contendiente.

Nueva Orleans sigue exprimiendo hasta la última gota a su mariscal Drew Brees, los Santos volvieron a los primeros planos con el apoyo de una línea defensiva que le otorga la tranquilidad a su quarterback para hacer su juego; la clave de este año será que los contrarios no lleguen a Brees con facilidad, porque con uno o dos golpes (o “sacks” como le dicen en inglés”) que el pasador reciba en un partido, Nueva Orleans verá como sus posibilidades de ganar el partido disminuyen dramáticamente.

Este es solo un pequeño panorama de lo que se espera para la NFL en cuanto a contendientes, varios equipos apuntan para ser decepciones importantes, como los casos de: Halcones Marinos de Seattle, Bills de Búfalo, Pieles Rojas de Washington, Malosos de Oakland y los Vaqueros de Dallas, esto solo por mencionar algunos.

=0=

Con esto terminamos por hoy, les deseamos una excelente semana, y nos leemos muy pronto de nueva cuenta.

Hasta la próxima.

Zona Mixta

Por: Alberto Camacho Sarabia
La rivalidad se renueva

No hace mucho nos enteramos de que Cristiano Ronaldo, máxima luminaria del Real Madrid, y quien conquistó todo lo conquistable a nivel de clubes durante los nueve años que jugó en el equipo más popular del Mundo, ha decidido renovarse, y buscar nuevos horizontes, ¿el destino? La Juventus de Turín, el máximo ganador de Italia.

Un movimiento que sorprendió a propios y extraños, digo, no era novedad que “CR7” declarara a los medios en reiteradas ocasiones que no se sentía cómodo jugando en el Real Madrid, o que Florentino Pérez, presidente del equipo, sabía el motivo por el cual el lusitano se “encontraba triste”, y el propio mandamás no hacía mucho para remediar esa “tristeza”.

Tal parece que los pañuelos matizados de billetes de 500 euros no fueron suficientes esta vez, y, en un movimiento que tomó desprevenido a los eternos contendientes en la carrera por fichar a Ronaldo, es decir, el París Saint-Germain y el Manchester United; la Juventus de Italia agregó a sus filas al quien es hoy por hoy el mejor futbolista en el planeta.

El mundo del fútbol se encuentra paralizado, sobre todo por lo que sucederá en la Liga Española, competencia que, hasta el mes de mayo, albergaba a las dos máximas luminarias del fútbol mundial, el “7” del Real Madrid, y el “10” del FC Barcelona, Lionel Messi, su eterno rival.

Fueron nueve años donde la sólida y amplia base de aficionados de ocasión colmaron los bares y restaurantes del mundo cada fin de semana que estos dos colosos jugaban al fútbol, era común escuchar las interminables discusiones de quién era mejor futbolista, si Cristiano Ronaldo o Lionel Messi, y, en el televisor, veíamos como estos dos jugadores marcaban la diferencia en la cancha, cargando a su equipo en las espaldas, avivando la hoguera de las comparaciones entre aquellos falsos seguidores del deporte de las patadas, a quienes les puedes preguntar por la actualidad de la Liga Mexicana o la Liga Premier de Inglaterra, y de seguro contestarán con total tranquilidad, y apegándose a sus sólidas e identificables raíces gachupinas: “a mí solo me importa la Liga Española”.

Fueron nueve interesantes temporadas con fines de semana eléctricos; el sábado, Cristiano Ronaldo metía dos goles y el Madrid se llevaba el triunfo por 5-2, inmediatamente al término del partido, los partidistas del portugués comentaban, “Cristiano metió dos goles y cargó con el equipo, es el mejor”, y, al siguiente día, Lionel Messi metía tres goles y el Barcelona se alzaba como ganador derrotando 4-1 al poderoso Rayo Vallecano, “Lionel Messi se aventó un “hat-trick” (tres goles), por eso él es el mejor”.

El orden de los factores no altera el producto, al siguiente fin de semana Messi anotaba dos tantos y “CR7” tres, al final de cuentas, las discusiones iban a donde mismo.

Esto se acabó, Cristiano Ronaldo seguirá su legado en Italia, con el firme objetivo de conquistar el tercer país de su muy exitosa carrera, dejando a Messi solo en España; “La pulga” jamás se ha atrevido a salir de los límites de Cataluña, donde se ha asentado y ha marcado todas las tendencias del fútbol desde la comodidad del Camp Nou, quizás ahí radica su mayor pecado, mientras su rival deportivo busca extender su imperio por todo el Viejo Continente, el argentino ha encontrado la tranquilidad en su único equipo a nivel profesional, sintiéndose satisfecho con demostrar que es el mejor de la Liga Española.

“La rivalidad” entra en un nuevo capítulo, ahora las comparaciones se harán a la distancia, uno llevando a la Juventus a conquistar su tercera Champions League en la historia, mientras el otro, buscará acrecentar su inalcanzable legado con la camiseta blaugrana del FC Barcelona.

Veremos.

=0=

Nos despedimos por hoy, le deseamos un buen fin de semana, y nos leemos muy pronto de nuevo.

Hasta la próxima.

Zona Mixta

Por: Alberto Camacho Sarabia.
Otro Mundial voló.

Esos 30 días que pasan por nuestras vidas cada cuatro años, una vez más se han ido volando, y Rusia 2018 pasa a los libros de historia como uno de los torneos más animados y con sorpresas al por mayor; un campeonato mundial que superó las expectativas de la gran mayoría de los participantes, otros que resultaron en decepciones, un grupo más que pasó de noche por las canchas rusas, y un finalista inesperado que celebra su subcampeonato en grande.

La Copa del Mundo nos enseña algo muy importante, pueden existir sorpresas, selecciones que se caen de la cama y se avientan un Mundial de ensueño, pero al final, los que levantan el trofeo siempre son los mismos; la camiseta siempre termina pesando por encima de cualquier selección que esté superando sus propios límites.

¿El campeón? Francia, la selección gala ingresa al selecto grupo de las llamadas “potencias” del fútbol mundial, si bien hasta antes de Rusia 2018, los franceses contaban con solamente un campeonato en su palmarés, la realidad es que su generación de futbolistas prometía llevar a la nación europea hasta la cúspide del fútbol mundial, y vaya que no desentonaron al figurar como un campeón invicto, empatando solamente en una ocasión.

Un salto a la fama meteórico el que logró la joven estrella francesa, Kylian Mbappé, quien con tan solo 19 años, ya portó el dorsal 10 en la cancha, se dio el lujo de ningunear a un tal Lionel Messi, y se hizo presente con una anotación en la final contra Croacia; eso sí, siempre bien escoltado por gente como Antoine Griezmann, Paul Pogba y el mediocampista N’Golo Kanté, todos ellos de destacada actuación.

¿Qué podemos decir de los subcampeones? Nadie esperaba que Croacia llegara tan lejos, un equipo que clasificó al Mundial por la vía del repechaje, con un entrenador que tomó al equipo antes de los partidos de repesca ante Ucrania (cómo que me quiero acordar de alguien); al final, los jugadores balcánicos se pusieron la camiseta y la sudaron en serio, superando sus límites, esos que estaban presupuestados a un partido de cuartos de final si bien les iba, pero el fútbol les dio más, y llegaron merecidamente hasta un partido por el título; cierto, fueron derrotados, pero el recibimiento en Croacia fue como de auténticos campeones.

Los que terminaron decepcionando se cuentan por montones, y empezando con aquellos de quienes se esperaba mucho, podemos acomodar a la Selección de Egipto, Perú, y los propios Polacos; en el caso de Egipto, se tenían altas expectativas de Mohamed Salah y compañía, equipo que pasó de noche, y un Salah quien tras su lesión en la final de la Liga de Campeones, no volvió a ser el mismo, y “los Faraones” naufragaron en Rusia.

Perú levantaba expectativa al ser una selección sudamericana que regresaba al plano mundial, y con un nivel prometedor, pero, al igual que Egipto, naufragaron, y pese a intentarlo y buscar algo distinto, el fútbol jamás les sonrió; finalmente, Polonia era otro equipo que venía en un alto puesto del ranking FIFA, contando con una estrella top como Robert Lewandowski, pero quien, al igual que su país, jamás llegó a Rusia, resultando en una tremenda decepción.

El caso de: Alemania, Argentina, Brasil, España y Portugal son aspectos que se deben contar aparte, hablando de los primeros, vale la pena recordar la conocida “maldición del campeón”, aquella selección que se alza como monarca del Mundo, al siguiente torneo es una lágrima y no pasa de fase de grupos, y casos que podemos apuntar son los de Francia en 2002, Italia en 2010 y España en 2014, es el precio que debe pagarse.

Argentina venía adoleciendo una falta de personalidad, una selección secuestrada por Lionel Messi, quien una vez más tuvo que cargar con diez conos en su espalda, lejos de ayudarle, sus compañeros una vez más fueron un estorbo para el mejor jugador del planeta, y, con la complicidad de un entrenador timorato, quien solo llegó a robar al banquillo, Argentina despide a su máximo futbolista por la puerta de atrás.

Brasil fue un espejismo, bueno, los cariocas han sido un espejismo desde Alemania 2006, y su actuación en Brasil 2014 fue meramente circunstancial; para este Mundial, la cinco veces campeona del Mundo no pudo desplegar su mejor fútbol, y cuando fue exigido por un equipo competitivo, fue borrado del campo, ¿y Neymar?, pasó de noche por Rusia, reafirmando la situación de este jugador: podrá ser un futbolista mediático, pero se encuentra lejos de ser el mejor del mundo.

Cristiano Ronaldo es otro que no pudo trascender en la Copa del Mundo, pero él, a diferencia de Lionel Messi, tiene el colchón de haber ganado la Eurocopa, mientras que al argentino se le ha negado todo título a nivel de selección mayor que ha jugado, y esa, será una cruz que deberá cargar por siempre.

Finalmente, España fue víctima de la turbulencia sufrida días antes de la Copa del Mundo, el entrenador Julen Lopetegui anunció que se iba al Real Madrid horas antes del debut, y ante las prisas, se designó a Fernando Hierro como entrenador interino, quien hizo lo que pudo, pero la “Furia Roja” naufragó en sus propios errores, entregando una Copa Mundial fácilmente olvidable.

¿Quiénes nos sorprendieron? Sin duda podemos mencionar a equipos como: Uruguay, Rusia, Inglaterra, Suecia y Bélgica, todas estas selecciones entregaron actuaciones memorables, unos más que otros, superando las expectativas.

Uruguay fue el que tuvo un camino muy sencillo, puestos a disposición del Sector A, los sudamericanos no batallaron para imponerse a débiles equipos como Arabia Saudita y Egipto, y ante el anfitrión, Rusia, no tuvieron problema alguno para avanzar como líderes de grupo, a su vez que derrotaron a Portugal en octavos de final con suma personalidad, resaltando el corazón y el talento de unos uruguayos que jamás decepcionan, pero ya en cuartos, Francia fue mucha pieza, equipo que a la postre resultó campeón.

Rusia fungió como un excelente anfitrión y que se fue del torneo con la frente en alto, vendiendo muy caro el boleto a semifinales a Croacia, actual subcampeón del mundo, ya que se fueron hasta la tanda de penaltis para definir el al ganador de aquella llave de cuartos de final.

A diferencia de muchos equipos, Rusia sabía de sus limitantes técnicas y de nivel colectivo, aun así, demostraron que con ganas de trascender, y sobre todo, con hambre de triunfar, pueden echar fuera a equipos importantes, como fue España en octavos de final.

Inglaterra y Bélgica se enfrascaron en un duelo por el tercer lugar donde los belgas terminaron imponiéndose, explotando por fin esa cantidad interminable de talento con el que cuenta el Reino; los De Bruyne, Hazard, Lukaku y compañía obtuvieron un nada despreciable tercer lugar, y con un futuro importante de cara a Qatar 2022, donde también se espera mucho de Bélgica.

Inglaterra se encontró con una generación de futbolistas capaces de jugar con sangre caliente en sus venas, no pudieron obtener el tercer lugar como mínimo, pero sí se ganaron el respeto del mundo, ese que por años fue pisoteado y hasta minimizado por los aficionados al fútbol, finalmente los inventores de este deporte se comportaron a la altura y entregaron buenas cuentas, tanto para el presente, como para el futuro inmediato.

Y finalmente, Suecia fue el claro ejemplo de que las cosas grandes no solo se sueñan, se hacen; los vikingos, sin su máxima estrella, Zlatan Ibrahimović, pudieron llegar hasta cuartos de final, conscientes de sus limitantes y su juego destructivo, pusieron por encima sus ganas de divertirse y triunfar, consiguiendo resultados muchísimo mejores que lo presupuestado en un principio.

Así fue mi percepción de la Copa del Mundo, obviamente hay varios equipos que no se tocaron a fondo, pero a nuestro juicio, las selecciones antes mencionadas son las que dejaron huella en Rusia, para bien o para mal.

=0=

Ahora sí, lo toral de esta columna, es calificar la actuación de la Selección Mexicana en la Copa del Mundo, la cual podemos calificar de: normal, tirándole a mediocre, porque México no mostró un rostro distinto al que ya nos enseña desde Estados Unidos 1994.

Lo que marcó a este Mundial fue la frase del Chicharito, esa de “imaginar cosas buenas” (en palabras elegantes), de no ir derrotados desde el principio, como sucedió en diciembre, cuando se conoció el Grupo al que la Selección se enfrentaría.

Antes de arrancar participación en Rusia, México tenía presupuestado avanzar como segundo lugar, cayendo ante Alemania por goleada, ganándole a Corea del Sur, y logrando rasguñar el triunfo ante los Suecos, de manera que caerías en la llave de octavos ante Brasil, la cual evidentemente no se ganaría.

Pues bien, Javier Hernández hizo el llamado a pensar de manera diferente, imaginar en grande, soñar cosas increíbles, y así, mágicamente por soñar, México sería campeón del mundo; pues bueno, parecía que esta mentalidad estaba surtiendo efecto porque se le ganó a Alemania por la mínima, sí, a la peor versión del equipo teutón, pero victoria al fin; la selección mostró personalidad y auguraba un Mundial distinto, digo, le ganaste a la potencia, podías pasar como líder de grupo.

Se jugó contra Corea y se consiguió el triunfo, en este caso todo de acuerdo al libreto, ya eran 6 unidades y soñar con el primer lugar de grupo era más que viable, total, ibas a jugar contra el rival que tenías en el libreto ganarle para seguir avanzando, solamente se necesitaba la ambición y ganas de trascender para salir avante de ese encuentro.

Pero no, México, fiel a su estilo, decidió echar a la basura todo intento de hacer las cosas distintas, y contra Suecia firmó un partido tristísimo, consiguiendo su clasificación gracias a que Corea del Sur derrotó a Alemania, y, por más que los jugadores nos quisieron vender la idea de clasificar gracias a méritos propios, la realidad es que tiraron por la borda un buen mundial, conformándose con lo mínimo y teniendo ese pensamiento mediocre.

Ya contra Brasil fue un partido meramente anecdótico, al igual que en Sudáfrica 2010, cuando México se midió con argentina, se sabía desde antes del silbatazo inicial que poco podía hacer la Selección para una hipotética clasificación a cuartos de final, y no hubo sobresalto.

Una actuación normal, pero rayando en lo mediocre, la cual se maximiza por lo hecho ante Alemania, donde se jugó con personalidad y con esperanzas de hacer las cosas distintas por primera vez en 24 años, pero al final, el conformismo hizo de las suyas, dejando a México en el mismo lugar de siempre, ese eterno partido de octavos de final.

Juan Carlos Osorio tuvo un mundial de acuerdo a lo que se esperaba de él, obtuvo los mismos resultados que otros seleccionadores, lo único que cambió fue el resultado ante Alemania y Suecia, volteando las expectativas que se tenían para estos dos rivales.

Se equivocó al momento de dejar fuera a jugadores que pudieron marcar diferencia, hablamos de: “El Gallito” Vázquez”, Jesús Molina, Oswaldo Alanís, Rodolfo Pizarro e incluso Orbelín Pineda; a cambio, llevó a futbolistas carentes de nivel, como los hermanos Dos Santos, y el defensor Rafael Márquez, quien podrá ser histórico y todo, pero también debe contar con la autocrítica de asimilar su presente, y admitir que no tenía el nivel para jugar un Mundial.

México no creció un solo centímetro en nivel, y fue una actuación puramente olvidable, al igual que en Sudáfrica 2010, cuando nuestro equipo no pudo trascender y se fue con un amargo sabor de boca; caso contrario a Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Brasil 2014, que, a juicio personal, la Selección dio muestras de hambre y personalidad por lapsos, permitiéndonos soñar con algo más.

A esperar otros cuatro años, esperando resultados distintos, pero conscientes de que México no da para más, y hasta que se sacrifiquen a las conocidas “Vacas Sagradas”, no saldremos de donde mismo.

Pendientes.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, les deseamos una gran semana.

Hasta la próxima.

Zona Mixta

Por: Alberto Camacho Sarabia.
La Montaña Rusa.

Nos acercamos al final de la Fase de Grupos de la Copa del Mundo de Rusia 2018, poco a poco, el torneo se está volviendo maduro, y, contra todo pronóstico hecho en la previa de esta fiesta futbolera, ha resultado en un agradable y sorprendente certamen, con situaciones y resultados que han roto quinielas y han levantado millones de cejas entre propios y extraños a este deporte.

Hoy, a falta de una jornada para concluir esta primera ronda del torneo, le diremos cómo están las cosas, quienes ya caminaron y se regresan a sus respectivos países, quienes siguen con vida, y los que ya amarraron su boleto a la fase de muerte súbita.

Aquí vamos.

En el grupo A nos topamos con un trámite demasiado sencillo para los uruguayos, si bien no pisaron el acelerador a fondo, consiguieron resultados positivos, y avanzaron como primeros de grupo tras derrotar 3-0 a los anfitriones, Rusia.

La sorpresa fueron los propios rusos, nadie esperaba que desplegaran un fútbol tan sorprendente, sobre todo porque hemos observado su desempeño desde hace cuatro años, y francamente no daba muestra de ser suficiente para avanzar a segunda ronda.

No obstante, la selección de casa se aprovechó de las circunstancias, al toparse con una disminuida versión de Arabia Saudita, que no presentaba mucho, y aprovechó la monumental decepción que resultó Egipto, de quienes esperábamos muchísimo más, y que se marchan con tres derrotas a cuestas, una auténtica lágrima lo ocurrido con los Faraones y Mohamed Salah, quien pasó de noche en este certamen.

En el Grupo B, las cosas marcharon tal y como se tenían previstas; tanto España como Portugal tienen un pie y medio en segunda ronda, y, pese a que Irán tiene posibilidades de avanzar a la fase de eliminación directa, la realidad es que poco tienen por hacer en contra de los portugueses, que resultaron una selección muy vistosa y con un Cristiano Ronaldo en su estado puro, siendo un líder en el campo.

Marruecos vino de paseo y se convirtió en un cheque al portador, y en su último partido enfrentará a los españoles, quienes siguen adoleciendo la falta de un delantero centro, pero que, al final de cuentas, no les ha pesado en lo absoluto durante esta primera ronda.

Brincando al Grupo C, Francia no ha mostrado su mejor versión en la cancha, pero ha sido suficiente para sacar un par de victorias que lo tienen confirmado en fase eliminatoria; los europeos ahora solo observan cómo Australia y Dinamarca se pelean por su sitio como segundos de grupo, dejando en el fondo del sector a Perú, quienes se van temprano a casa, esto a pesar de lo propositivos y motivados que se veían jugando al fútbol, pero que al final, no supieron cómo capitalizar esas oportunidades que se presentaban.

En el D se da la situación más curiosa e injusta de la Copa del Mundo, Croacia está resultando en una de las selecciones revelación del torneo, jugando al fútbol de manera vistosa y sumamente efectiva, minimizando a sus rivales y denotando su fortaleza física y técnica individual, hoy, los “ajedrezados” son líderes y con boleto directo a segunda ronda.

Peleando por el segundo lugar, vienen Nigeria, que tiene 3 puntos, Islandia, que tiene 1, y Argentina, que ha resultado en una verdadera lágrima, también con una unidad, pero con aspiraciones reales de avanzar a la siguiente ronda, por medio de combinación de resultados.

Increíblemente, la selección que injustamente debe cargar Lionel Messi a cuestas, tiene oportunidades de llegar a la ronda de los mejores 16, toda vez que derroten por goleada a Nigeria y Croacia haga lo propio con Islandia en el último duelo, situaciones que podrían darse en uno de esas vueltas que nos acostumbra dar el fútbol.

En el grupo E, Brasil no ha sido lo que todos esperábamos, los sudamericanos han demostrado carecer de personalidad y de buscar hacer algo distinto en el campo cuando el rival se planta con orden en el campo; un Neymar Jr. que sigue demostrando ser un jugador sin chispa en los momentos de verdad importantes, y hasta cierto punto, con compañeros inoperantes que se bloquean al buscar hacer algo disitnto.

Suiza y Serbia tienen en sus manos el conseguir su boleto a segunda fase, debiendo ganar su duelo, o empatarlo, y esperar a que el otro pierda su enfrentamiento; en este caso, es más factible que Suiza le gane a Costa Rica que Serbia a Brasil, pero vamos, todo es posible.

En el grupo F, donde está México, increíblemente no se consigue el boleto seguro a octavos de final, gracias al agónico triunfo de Alemania ante Suecia, apretando el sector y con la latente posibilidad de ver al primer equipo eliminado de Copas del Mundo pese a tener 6 puntos.

Injusto que México, con dos victorias y un buen fútbol, esté con serias posibilidades de quedar eliminado, a la par que Argentina, una verdadera lágrima de equipo, pueda meterse a octavos ganando su duelo.

Suecia y Alemania controlan su propio destino, en el caso de los Suecos, deben ganarle a México para avanzar, mientras que los campeones del mundo se sirven con un simple y sencillo triunfo ante Corea del Sur para seguir vivos.

En el G no hay mucho qué decir, los dos favoritos hicieron válido su pronóstico, y hoy, Bélgica e Inglaterra están confirmados en octavos de final, sin despeinarse y humillando a las selecciones de Túnez y Panamá, quienes fueron de mero paseo.

Por último, el Grupo H es el que más sorpresas trae, con Japón y Senegal liderando el sector, mientras que Colombia está sosteniendo con alfileres su posibilidad de octavos de final, al mismo tiempo que Polonia se despidió temprano de la Copa del Mundo, siendo una de las decepciones más grandes de este torneo.

Esta semana se juegan los partidos definitivos, desde hoy, lunes, hasta el jueves, se jugarán cuatro partidos al día, dos de manera simultánea a las 8:00 am, y los otros dos a las 12:00 pm, con el objetivo de evitar trampas y llevar hasta el final la emoción de una posible calificación, o la tristeza de caer eliminado antes de tiempo.

Veremos.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, le deseamos una excelente semana, y nos leemos el viernes con los resultados de México, y con los cruces de octavos de final.

Hasta la próxima.