Category Archives: El Tábano Legislativo

El Tábano Legislativo

Por Solón y Licurgo
*Mantiene GP-PRI la iniciativa política en el Congreso
*Productividad parlamentaria que deja lejos a sus adversarios
*Mesa redonda en homenaje a Medina Viedas este lunes 10

 

Pese a que el grupo mayoritario en el Congreso del Estado acudió la semana pasada al innoble expediente de aplicar el rodillo parlamentario en una sesión cuasi-clandestina para aprobar una resolución a fin de que sea eliminada la cuota mal llamada “Liga”, la madurez de la bancada del Partido Revolucionario Institucional permitió que se rebajar la tensión política. Lejos de buscar revancha o intentar morir matando, el Grupo Parlamentario, sin renunciar a la defensa de los campesinos y a su firme alianza con la Liga de Comunidades Agrarias, decidió continuar esta batalla por caminos alternos. De ahí la presentación de una controversia constitucional que, todo indica, ganarán fácilmente, haciendo que el famoso punto de acuerdo de obvia y urgente resolución, quede tan solo en agua de borrajas.

Lo cierto es que el grupo mayoritario sigue sin dar pie con bola en el Congreso. Sus evidentes limitaciones políticas, su incapacidad para operar, la soberbia y prepotencia para limar las aristas más filosas de la relación con sus adversarios, harán que las relaciones en el Congreso sean difíciles. Mientras, el GP-PRI sigue avanzando, con la presentación de iniciativas y propuestas que dan cuenta del rigor y la responsabilidad con que asumen su compromiso de la representación.

**

Así lo demostró al presentar este jueves el balance del segundo mes de funcionamiento de la 63 Legislatura, en rueda de prensa con la participación de prácticamente todos los integrantes de su bancada. Ahí se estableció que el Grupo Parlamentario del PRI es el más productivo de la LXIII Legislatura Estatal, pues cada 3.3 días, presenta una nueva Iniciativa de Ley para favorecer el desarrollo económico, social y político de Sinaloa. Además, la bancada ha trabajado con responsabilidad y madurez, sobreponiéndose a un entorno de polarización y avasallamiento político, que ha tratado de imponer el grupo mayoritario. Asimismo, refrendan su compromiso de seguir trabajando para honrar la palabra empeñada con la ciudadanía sinaloense, avanzando en su agenda legislativa.

**

La numeralia es contundente e inobjetable. La productividad del trabajo parlamentario, todavía sin presentarse iniciativas de gran calado que serán el signo distintivo y el sello de identidad del priismo reformista y combativo, está muy por encima de la de una bancada cuya productividad es inversamente proporcional a su tamaño. He aquí algunos números: 7 (siete) iniciativas, 3 (tres) puntos de acuerdo y 17 (diecisiete) posicionamientos.

Las iniciativas presentadas a lo largo de noviembre son: Iniciativa de reformas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, por la diputada Elva Margarita Inzunza Valenzuela; Iniciativa de Reforma a la Ley Orgánica del Congreso del Estado para establecer el Observatorio Legislativo, por la diputada Gloria Himelda Félix Niebla, y la Iniciativa de Reforma a la Ley Orgánica del Congreso del Estado para establecer la Gaceta Parlamentaria, por la diputada Ana Cecilia Moreno Romero.

Los posicionamientos también fueron relevantes: sobre el empleo en Sinaloa; sobre permutas de terrenos en el municipio de Ahome; sobre alerta de violencia de género; sobre los resultados de la auditoria de fondos de vivienda al ISSSTESIN; punto de acuerdo sobre la homologación de aguinaldos para pensionados y jubilados de la sección 27 del SNTE; sobre la basificación de trabajadores del sector Salud en Sinaloa, entre otros.

La Junta de Coordinación Política demostró que cuando quiere querer, puede poder. Todo es cuestión de que quienes han hecho de esta instancia su enclave político, tengan una pequeña dosis de humildad para encontrar los puntos de acuerdo y entendimiento con quienes piensan distinto de ellos. Es cierto que los trabajos del Congreso de pronto son muy áridos y podrían desahogarse en otras instancias, pero también tienen un gran valor en el propósito de agregar valor a la deliberación de los asuntos públicos. Lo que no puede ni debe ser, porque constituye un fraude al trabajo sustantivo de los legisladores, es que suban a tribuna oradores a leer artículos de prensa completos, como sucedió esta semana con un material publicado en el diario Milenio bajo la firma de Gibrán Ramírez Reyes. Cierto que es que se trata de una opinión autorizada e interesante, pero no se vale hacer caravana con sombrero ajeno.

Pero volviendo al tema: con la finalidad de hacer más eficiente el debate entre legisladores del H  Congreso del Estado, se estableció un acuerdo en la Jucopo con las siguientes características:

En primera ronda de oradores un diputado por cada Grupo Parlamentario, con un tiempo máximo 10 minutos. Al terminar las intervenciones el Presidente de la Mesa Directiva, preguntará al Pleno si el asunto está suficientemente discutido.

En segunda ronda de oradores, con tiempo máximo de 5 minutos por orador, participarán dos diputados en contra y dos a favor. Al terminar la segunda ronda de oradores, el Presidente de la Mesa Directiva preguntará al Pleno si el asunto está suficientemente discutido.

En tercera ronda de oradores, con tiempo máximo de 3 minutos por orador, participarán dos diputados en contra y dos a favor. Si el asunto no está suficientemente discutido, se abrirá una nueva ronda de oradores hasta por 3 minutos.

Es importante señalar que este acuerdo fue votado por unanimidad en la Junta de  Coordinación Política.

**

El tema de la violencia política ha ocupado una parte importante de la atención de la bancada priista en esta 63 Legislatura. El caso denunciado por la síndico-procuradora de Ahome contra el alcalde Billy Chapman, ambos de la misma formación política –al menos de manera formal–, fue abordado por la diputada Guadalupe Iribe, del GP-PRI. Un buen posicionamiento, del cual se destacan las siguientes partes:

“Ha costado un enorme esfuerzo a la sociedad mexicana, y en particular a la sociedad sinaloense, establecer un ambiente de civilidad y respeto entre los actores políticos, para garantizar la normalidad democrática en nuestra convivencia cotidiana.

Así, con civilidad, con una cultura política fincada en el respeto y el  reconocimiento de los valores de la tolerancia y el pluralismo, hemos ido resolviendo nuestras discrepancias y potenciando nuestras coincidencias.

Así lo hemos atestiguado en estos días, en los que los mexicanos hemos procesado los cambios institucionales en un ambiente de libertad y respeto.

Por eso, extraña sobremanera, y mucho nos preocupa el caso de violencia política, afortunadamente hasta hoy solo verbal, de la que es víctima la Síndico Procuradora del municipio de Ahome, Angelina Valenzuela, por parte del presidente municipal, Manuel Guillermo Chapman Moreno.

La Síndico Procuradora, como todos sabemos, ha interpuesto ante la Fiscalía General del Estado una denuncia de hechos, en contra del alcalde, por amenazas de muerte, recibidas desde el pasado 1 de noviembre, fecha en que asumió la responsabilidad institucional.

No detallaré aquí el contenido de la denuncia. Basta señalar que se trata de hechos sumamente graves, que lastiman la dignidad de la Síndico Procuradora, que ponen en peligro su integridad física y la de sus familiares, que ponen en riesgo su vida misma, y que se recurre a la intimidación con un lenguaje misógino y prepotente.

Así se puede constatar, por ejemplo, en la insistencia del Presidente Municipal de Ahome  para limitar el ejercicio de las  responsabilidades institucionales de la Síndico Procuradora, con la utilización de expresiones como las referidas a su condición de “jefe político y cabeza de todo” en el municipio, en el que se hace todo lo que él manda.

Ahí están como ejemplo de esa “moderna” forma de entender y ejercer la política, sus expresiones, y cito textualmente:

“Llévate de tarea mis palabras en tu cabeza, yo soy quien tiene el poder, quien manda en el municipio, y si no caminas atente a que algo malo te pueda pasar a ti o a algún miembro de tu familia; recuerda que tienes esposo, hijos, así mismo a tus colaboradores más cercanos”.

Este lenguaje no puede ni debe ser tolerado en una sociedad como la nuestra. Es una muestra de autoritarismo, de machismo, que atenta contra los avances logrados en años recientes en el estado y en el país, en defensa de la igualdad y  equidad de género.

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, quiere hacer patente su preocupación por estos hechos que a todos nos lastiman, y desde esta tribuna lanzar una alerta para que estos comportamientos y conductas sean frenados, en bien de un desarrollo sano de la vida institucional y democrática del municipio de Ahome.

Por tanto, someto a su consideración el siguiente Punto de Acuerdo, de Urgente y Obvia Resolución:

Primero: Exhortamos a la Comisión Estatal de Derechos Humanos a que atienda de inmediato  el caso de violencia política que ha denunciado la Síndico Procuradora del municipio de Ahome, en contra del Presidente Municipal, Manuel Chapman Moreno.

Segundo: Exhortamos a la Fiscalía General del Estado a que acelere las investigaciones de este caso y garantice la seguridad e integridad física de la denunciante.”

**

El Congreso del Estado rendirá homenaje a Jorge Medina Viedas, ex rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa, recientemente fallecido el próximo lunes 10 de diciembre, a las 17:30 horas, y lo hará con una mesa redonda en la que participarán Ronaldo González Valdez, Rodrigo López Zavala y Carlos Calderón Viedas, así como el diputado Sergio Jacobo Gutiérrez, que fungirá como moderador.

Al acto se llevará a cabo en el Salón Constituyentes, y han sido invitados por supuesto prácticamente todos los familiares de Jorge Medina Viedas, sus muy queridos y cercanos amigos de sus lejanos años de futbolista, como Elías Mejía López, Benjamín Castro, Manuel Macías, Benjamín Iriarte Farber, Marco Antonio Medina, y muchos otros. También estarán ahí Francisco Armienta, Sergio Delgado, Martín  Gómez Reátiga, José Luis Valle, Ismael Arenas, y muchos otros universitarios con los que compartió ideas e ideales en defensa de la institución universitaria.

Por supuesto, también estarán los ex rectores Audómar Ahumada, David Moreno, Rubén Rocha, Jorge Guevara, GómerMonarrez, Héctor MelesioCuén, Antonio Corrales Burgueño y el rector Juan Eulogio Guerra Liera, asi como directivos, representantes y dirigentes de las instituciones culturales del estado, y de las organizaciones gremiales y profesionales de la entidad.

Así que cerramos este espacio con la invitación abierta a este acto homenaje a Jorge Medina Viedas. Ahí nos vemos.

El Tábano Legislativo

Por Solón y Licurgo
 
*Rinde Congreso del Estado homenaje a Jorge Medina Viedas
*El Grupo Mayoritario mantiene una actitud soberbia y prepotente
*La sesión secreta: un acto de indecencia política

 

 En medio de los movimientos trepidatorios que se producen en el modus operandi de la 63 Legislatura del Congreso del Estado de Sinaloa, hubo en la sesión del jueves 29 de noviembre, un breve momento de calma y civilidad. Al abrir la sesión, la presidencia de la mesa directiva anunció a los presentes el fallecimiento ese día por la madrugada de Jorge Medina Viedas, ex rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Llamó la atención la lectura de la nota necrológica –que fue seguida con mucha atención por los presentes, quienes guardaron respetuoso silencio–, en la que se hizo una semblanza, un recorrido de la trayectoria académica e intelectual de una de las figuras más destacadas –si no es que la más importante–, del movimiento democrático de la reforma universitaria en Sinaloa.

Luego de la semblanza leída por la presidencia de la mesa directiva, y que se preparó desde la secretaría general del Congreso, el titular pidió un minuto de aplausos a la memoria de Jorge Medina Viedas. Fue, sin duda, un homenaje sentido a una figura icónica de la Universidad Autónoma de Sinaloa, que encarnó los mejores y más altos valores y tradiciones progresistas del reformismo universitario. Su largo viaje, cuyo inicio podemos datar en 1966, cuando fue parte del núcleo dirigente que movilizó a los estudiantes universitarios contra el autoritarismo del entonces rector Julio Ibarra Urrea, está lleno de momentos estelares cuyo cenit se alcanzó a principios de los años 80, cuando en defensa de la autonomía de la UAS y contra la pretensión gubernamental de cercenar su sistema de educación media superior, se colocó al frente de las más poderosa movilización de conciencias y voluntades en defensa de la integridad de la vieja casona rosalina.

Pero Medina Viedas no sólo fue una figura académica e intelectual. Fue también un dirigente político. Y lo fue del más poderosos movimiento social, popular, que se haya producido en Sinaloa en muchos años, cuando junto a otros jóvenes universitarios, como Liberato Terán Olguín, Antonio Medina de Anda y Antonio Pacheco Ortíz, miembros de la generación de la Reforma que nutrieron sus ideales y sus sueños en el espíritu de los reformistas de Córdoba, se convirtió en el líder del Frente de Defensa Popular. Este Frente desde fines de 1969, movilizó a miles de trabajadores de la ciudad, estudiantes, amas de casa y, en general, grupos e individuos que forman parte de lo que genéricamente podemos llamar sectores populares, contra la ley de desarrollo urbano, que el gobierno de Alfredo Valdez Montoya pretendía imponer para proteger los intereses de la oligarquía de fincatenientes en el estado. Esa lucha victoriosa, ese reconocimiento y aprecio que le ganó de la gente humilde, tuvo su correlato en el rechazo de los grupos de poder económico y político de Sinaloa, que lo vieron siempre como su enemigo.

Este largo viaje ha llegado a su fin. Pero Medina Viedas será por siempre una figura señera, epónima, en la historia luminosa de la Universidad Autónoma de Sinaloa, y del movimiento universitario democrático, del cual fue siempre uno de sus más brillantes dirigentes. Ha terminado su recorrido. Sus experiencias quedan, como queda su ejemplo generoso. En su homenaje, recordemos este poema de Kavafis:

Ítaca

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.

Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.

**

Lo que debería ser un espacio para el diálogo, el entendimiento, la búsqueda de acuerdos, compromisos y consensos por el bien de Sinaloa, ha terminado por ser un espacio de batalla y confrontación. A la nueva mayoría del Congreso le ha ganado la pulsión autoritaria que, ya lo sabemos, está en su ADN, pero que precisamente por su condición de mayoría, les debería imponer la obligación de autocontención. Pero está visto que esto no es lo suyo. Cada una de sus acciones lleva una evidente intención revanchista, cobrar facturas, hacer ajuste de cuentas con sus adversarios, más bien con sus enemigos, e imponer a como dé lugar una lógica de guerra.

Esa es la lógica que imperó en una semana tormentosa como la que acaba de concluir, y que pone en riego la civilidad y el trato respetuoso que merecen todas las fuerzas representadas en la 63 Legislatura. Nos referimos a la intención –finalmente materializada en sesión secreta del pleno luego de tomar completamente las instalaciones del Congreso, impidiendo el acceso a toda persona que no fuese parte del grupo mayoritario–, de echar abajo las cuotas que reciben las organizaciones de productores del campo, que no es sino una acción enfilada a golpear a las organizaciones campesinas agrupadas en el Congreso Agrario Permanente, y que les permiten realizar diversas gestiones de apoyo en favor de sus agremiados.

El asunto fue planteado por el grupo mayoritario en la reunión del lunes de la semana que ha concluido de la Junta de Coordinación Política, como un punto de urgente y obvia resolución a incluirse en la agenda de la sesión plenaria del martes 27 de noviembre. El dirigente del Grupo Parlamentario del PRI, Sergio Jacobo, pidió dar un tratamiento más flexible a un tema asaz delicado, y planteó que la discusión sobre el particular se derivara a la comisión permanente del campo y asuntos agropecuarios, a lo que se negó el grupo mayoritario.

Empeñado en hacer valer su condición de aplanadora, los del grupo mayoritario se mantuvieron en sus trece y llevaron el tema al orden del día y a la plenaria. A estas alturas, el asunto ya había escalado, y generado una movilización de campesinos y productores agrícolas, que en varios centenares de hicieron presentes en la sesión del martes 27. La intolerancia e intemperancia solo contribuyó a avivar la hoguera de la inconformidad y el enojo de productores que terminaron tomando la tribuna y la suspensión de la sesión. En la sesión del jueves 29, contra todo sentido común y sensibilidad política, el grupo mayoritario insistió en tratar el tema como parte del orden del día, lo que obligó a productores a expresar de nuevo su firme y decidido rechazo, subiendo de nuevo a la tribuna, y provocando la suspensión. Sería por la tarde de ese mismo jueves, cuando de manera casi secreta, el grupo mayoritario convocó de sesión, excluyendo de la convocatoria a los diputados del Grupo Parlamentario del PRI, de tal modo que fueran solo ellos quienes decidieran un asunto que ya el núcleo dirigente había decidido. Es decir, la sesión solamente fue la escenificación teatral de un acuerdo que ya se había adoptado.

Para ello, como apuntamos, se tomó el Congreso. Desde mediodía se bloquearon los accesos peatonales y al estacionamiento, se prohibió la entrada y la sesión se realizó casi en secreto. Triste forma de procesar los acuerdos de una mayoría que ha demostrado en escasos dos meses, las peores formas de conducción política, que puede llevar la confrontación a una nivel que todos terminemos por lamentar.

El punto de acuerdo de marras del grupo mayoritario planteaba que el titular del poder ejecutivo tomara las medidas pertinentes para evitar lo que llaman “cobros inconstitucionales” como la llamada cuota ejidal, administrada por el Consejo Estatal Agropecuario, es decir, su eliminación. Asimismo, pedían que a esta Soberanía se hiciera llegar un informe de lo recaudado por cuota ejidal, CAADES y Pequeña Propiedad durante los años 2017 y 2018,  así como de la distribución a organizaciones.

Hay que ser reiterativos en un punto: el GP del PRI no se niega a discutir el asunto, sino que pide se trate en otra instancia y ahí se resuelva lo conducente. Señalan que solamente desde el desconocimiento de la realidad del campo sinaloense, puede hacerse una afirmación tan absurda, y que la cuota CAAADES, a la que con tanta vehemencia se refieren, está señalada en la Ley de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, en tanto que la cuota Liga es resultado de un acuerdo administrativo, en el que se reconoce y establece el principio de libertad de asociación a todas las organizaciones de productores del sector social.

El punto de acuerdo, sostiene el GP-PRI, supone la desaparición de todos los organismos agrícolas del campo sinaloense.La medida implicará la asfixia económica y financiera de las principales asociaciones de agricultores de los sectores privado y social, y Sinaloa ha destacado no solo por su capacidad productiva, competitividad y productividad, por su condición de líder nacional en la producción de alimentos, sino por la fortaleza y unidad de sus organizaciones de productores.

Fortaleza y unidad, reiteran, que ha demostrado en los momentos más difíciles, a lo largo de su vida combativa y solidaria con las exigencias del desarrollo del país y del estado, y que no puede ni podrá debilitar ninguna iniciativa de quienes, sin presencia en las luchas del campo, hoy quieren doblegar a sus organizaciones más representativas: quienes proponen esta medida no consensuada y no consultada al interior de este sector productivo, desconocen la historia del agro sinaloense, cuya fortaleza y principales activos en gran parte se explican por la lucha y la representación que han realizado estas organizaciones durante casi nueve décadas.

Añaden que hay un trasfondo político del grupo mayoritario de atentar justamente contra las asociaciones agrícolas, que no viven de aire, y que utilizan esos recursos para la gestión de los asuntos que interesan a los productores, a los hombres y mujeres que dedican su vida a hacer producir la tierra, y que esta idea tiene el único propósito departidizar, politizar un tema que solo corresponde a los productores, y que hoy, alimentados por el desprecio a las principales instituciones privadas y sociales del campo sinaloense, plantean una agenda para destruir todo esquema de representatividad de los campesinos y agricultores de la entidad.

Y se preguntan: ¿Se trata de una estrategia de acoso y derribo de las organizaciones de productores del campo? ¿Se trata de debilitar a las organizaciones agrícolas para que éstas no puedan enfrentar las nuevas directrices de la política agropecuaria?

Estas y otras preguntas, afirman, son pertinentes, ya que hay voces provenientes del que será el nuevo gobierno, en el sentido de que los productores sinaloenses son los principales beneficiarios y concentradores de los apoyos financieros y comerciales que el Gobierno de la República otorga al campo, y quieren ahora redireccionarlos al sur y sureste del país.

Este es el fondo de la cuestión. Estas son las ideas que se defienden. Y estas son las ideas por las que, ya ha anunciado la Liga de Comunidades Agrarias, seguirá luchando la Liga de Comunidades Agrarias y el Congreso Agrario Permanente, y que contará siempre con el respaldo del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Una última cuestión sobre la sesión cuasi-secreta, subrepticia, a la que se convocó el jueves 29 por la tarde. Esto es algo de lo que dijo el líder del Grupo Parlamentario del PRI en la 63 Legislatura, Sergio Jacobo Gutiérez:

“Es una sesión que representa una verdadera vergüenza para la historia de la vida política y la vida parlamentaria de Sinaloa… Es un acto de verdadera indecencia y cobardía política, porque el grupo mayoritario de Morena espero alevosamente, algo que ya tenían premeditado, que los manifestantes que están impugnando esta decisión se retiraran del palacio legislativo, para sesionar como delincuentes, para sesionar ellos en lo oscurito en un acto que es violatorio a los derechos políticos que tenemos los legisladores.”

El Tábano Legislativo

Por Solón y Licurgo
*La 63 Legislatura y la curva de aprendizaje de los diputados
*Agregar valor a la reflexión es agregar valor a lo público
*Frente a la crispación, un ejercicio de conciliación

 

La inexperiencia, la falta de conocimiento, la transgresión de la norma, el desprecio por la legalidad, son algunos de los rasgos que caracterizan a la  63 Legislatura del Congreso del Estado. El nuevo grupo mayoritario no ha alcanzado a internalizar el profundo cambio que se ha producido en el sistema político, y se empecina en actuar como si todavía fuese la oposición. La estridencia, el ruido, la presión, la recurrencia a la galería para acallar las voces de los adversarios que más bien son vistos como enemigos, da cuenta de un acelerado proceso de descomposición política y moral que puede dar al traste con la institucionalidad democrática que tanto esfuerzo ha costado construir y a la que sin duda han hecho un significativo aporte quienes hoy son fuerza dirigente.

No es la primera vez que lo decimos en este espacio columnar. Lo han dicho también desde diversas perspectivas, columnistas, analistas y reportes que cubren la fuente legislativa. Una voz que se ha escuchado es la de Héctor Ponce, que en su columna “Cuartel político”, dijo que los  “diputados no leen, no estudian y no aprenden”.

He aquí lo que escribió el pasado viernes 23 de noviembre en el diario El Debate: “No quieren aprender, se niegan a estudiar, ni siquiera se han tomado la molestia de leer la Ley Orgánica del Congreso del Estado, así están la mayoría de los diputados de Morena. La bancada del partido está pagando la novatez de sus legisladores. En un video publicado por esta casa editorial de la sesión pública de la Comisión de Protocolo y Régimen Orgánico Interior, el diputado Fernando Mascareño Duarte quedó en evidencia de su falta de conocimiento y preparación en el proceso para sesionar.

“Lamentablemente el diputado no tiene ni la mínima idea del proceso para sesionar la comisión que preside. Esto sucede cuando las presidencias de las comisiones se otorgan por cuota política y no por perfil o preparación. Desde el inicio de la legislatura, se sabía que venía una bancada novata de Morena, pero hubo tres meses para prepararse y estudiar, además se aseguraba que aprenderían rápido, lo cual todavía no ocurre. La línea de aprendizaje debía ser más que corta, inmediata.

“Definitivamente la coordinadora de la fracción parlamentaria de Morena, Graciela Domínguez Nava, está sola y contra todos, a pesar de ser la líder de la bancada mayoritaria del Congreso.

“Sin duda, Domínguez Nava es la que tiene mayor preparación, trayectoria y experiencia, salvo un par de excepciones, el resto de los diputados de Morena no quiere o no ha podido aprender y aportar a su grupo parlamentario.

“Tampoco reconocen liderazgos, el principal problema en la bancada de Morena es la pugna interna, la soberbia por los arrasadores triunfos que tuvieron el pasado primero de julio no les permite ver que la victoria fue de López Obrador.

“La mayoría de ellos no hicieron campaña y todavía no son conocidos ni por los que les dieron el voto. Si quieren representar a los ciudadanos que les dieron la confianza deberían empezar a leer, estudiar y prepararse. Tener humildad que tanto exigen los ciudadanos a sus representantes y no replicar las prácticas de algunos priistas que convirtieron la pasada legislatura en una de las peores de la historia. Muy atentos.”

Hasta aquí la cita, y disculpen nuestros amables lectores lo kilométrica, pero queríamos resaltar la coincidencia con un planteamiento que aquí, en este espacio, ya hemos formulado.

Ahora mal sin bien, como diría nuestro querido amigo Gil Gamés, el asunto puede y debe solucionarse a la brevedad posible. Hay que acelerar la curva de aprendizaje –o la curva de la experiencia, dirían otros, explicando que no es lo mismo–, so pena de seguir llevando a la degradación el trabajo legislativo. Si los legisladores siguen sin dar el do de pecho, alguien debe asumir la iniciativa para ir cambiándoles el chip. Diríamos que esa iniciativa debe asumirla el secretario general del Congreso, José Antonio Ríos Rojo, por muchas razones: es el responsable de hacer que la institución funcione con eficiencia y eficacia, según lo señalan las 16 atribuciones que están contenidas en el artículo 96 de la Ley Orgánica del Congreso del Estado de Sinaloa; tiene, por otra parte, una experiencia legislativa acumulada por su participación en las legislaturas local y federal que le confieren un conocimiento amplio y extenso de la dinámica del proceso de producción de leyes, normas y reglamentos, y tiene, finalmente, un talante conciliador y negociador para desactivar los focos de conflictividad que se presentan en la vida interna del poder Legislativo.

Y este fin de semana acaba de dar una muestra de ese talante conciliador. La relación tensa, tirante, ríspida que se está produciendo en la vida interna de la UAS, hizo que una multitud se concentrara en la sede congresual para revisar, junto a algunos legisladores, en un ambiente menos electrizado, iniciativas de reforma para la casona rosalina. El caso es que el asunto terminó con algunos de los principales actores enfrentados tomando un café con la mediación de Ríos Rojo. Y si alguna tarea difícil hay, es lidiar con actores y problemas universitarios. De que se puede, se puede.

**

Y hablando de talantes conciliadores, está el de la diputada Guadalupe Iribe. Entre los asuntos abordados en el pleno del pasado jueves en el Congreso, estuvo el relacionado con el segundo informe de labores del Gobernador Quirino Ordaz Coppel. Su intervención en tribuna fue un buen ejemplo de la seriedad  con que se puede y debe abordar el debate político. He aquí una parte de su notable intervención:

“Someter a examen el trabajo realizado por el titular del Poder Ejecutivo estatal, es una responsabilidad que incumbe a esta representación popular. Esta tarea, debe realizarse con madurez y rigor. Un juicio crítico siempre es positivo cuando se hace con espíritu constructivo, y poco contribuye, en cambio, un rechazo tajante a reconocer cambios y transformaciones que mejoran las condiciones sociales  y materiales en que se desenvuelve nuestra vida colectiva.

“La realidad nos ha colocado en un modelo de gobierno dividido. Mayor, entonces, es la responsabilidad de control, lo que nos debe obligar a la búsqueda de encuentros y convergencias que contribuyan a mejorar la eficacia directiva de gobierno, asegurar la transparencia y garantizar una adecuada rendición de cuentas.

“Si actuamos con ese espíritu, no hay duda de que ganamos todos, gana la ciudadanía y ganan las instituciones, porque ampliamos y fortalecemos el espacio de lo público, que es el ámbito donde las diferentes visiones y posiciones encuentran un espacio de diálogo y reconocimiento  mutuo.

“El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, parte de esta declaración de principio al participar en este debate sobre el Segundo Informe de Gobierno, entregado a esta soberanía popular el pasado 15 de noviembre.

“Por supuesto, queremos destacar, de manera muy principal, el gesto de civilidad y respeto hacia este Congreso de parte del titular del Ejecutivo estatal, al acudir personalmente a entregar su informe de labores.

“Estamos ante una nueva realidad política que reclama una interlocución más madura y productiva. Hay en ese gesto, sin duda, una propuesta de diálogo, de entendimiento y respeto mutuo, que acerque posiciones a través de una reflexión serena, y que dé un tratamiento respetuoso a las discrepancias y desacuerdos.

“Ésta es la política que hoy requiere Sinaloa y demanda el país. Lejos de la intolerancia, el sectarismo y la exclusión, tenemos entre todos que construir un campo común de entendimiento.

“Tal es el mensaje que nos deja la presencia del titular del Ejecutivo en esta sede parlamentaria, y que marca una forma de hacer política que  todos debemos reconocer.”

¿Qué le parece?

El Tábano Legislativo

Por Solón y Licurgo
*Congreso: competencia cooperativa y cooperación competitiva
*Luces y sombras de la Legislatura
*Una lección básica del trabajo parlamentario

 

La 63 Legislatura empieza a tomar forma más definida. Será la suya, como tiene que ser, una gestión muy polémica, con sus luces y sus sombras. No tiene, por ejemplo, grandes tribunos, buenos polemistas, lo cual es comprensible por la naturaleza de su composición, un tanto tardía y al alimón entre los integrantes del nuevo grupo mayoritario. No se ve mucho esfuerzo por darle calidad al trabajo legislativo por parte del nuevo bloque gobernante, y el desaseo en el desahogo de los trabajos parlamentarios ha sido su característica distintiva. Es cierto, como dijimos en una colaboración anterior, que andando se acomodan las calabazas y los bules, y ojalá en eso estemos, pero nos tememos que la curva de aprendizaje de la nueva mayoría será larga y tortuosa.

En la tienda de en frente, en cambio, parece verse mayor oficio político. Un equipo pequeño, habituado al poder, ha sabido acomodarse a su nueva condición de fuerza opositora. Y se asume como una oposición responsable, rigurosa pero no confrontacionista,  que entiende su inserción estructural en la nueva correlación de fuerzas, lo que la obliga a ser propositiva. Ya lo hemos dicho, siguiendo a Manuel Zafra: puede oponerse a todo, y eso es legítimo, aunque termine por ser estéril; puede apoyar en todo, pero entonces se desdiduja y extingue el pluralismo. De ahí que esté comprometida a buscar siempre un punto de equilibrio entre competencia y cooperación. En otras palabras, tiene que buscar una competencia cooperativa o una cooperación competitiva. El problema es que ese equilibrio lo entiendan sus adversarios que hoy ocupan la mayor parte de los bancos en el Congreso.

El Grupo Parlamentario del PRI ha hecho una apuesta clara: no va por la confrontación, sino por la búsqueda de acuerdos y compromisos que dignifiquen, enaltezcan y mejoren cualitativamente el trabajo de un Congreso cuyo déficit de credibilidad es muy elevado. No cuenta con la aquiescencia de la ciudadanía, y está obligado a cambiar radicalmente sus estilos, métodos y rutinas de trabajo para agregar valor a lo público. Si se busca el acuerdo, la negociación, el compromiso y el consenso, la política se convierte en un juego de suma positiva, esto es, todos ganan; pero si se apela en la relación entre grupos a una lógica de guerra, se corre el riesgo de entrar en una deriva, ya no de suma cero, sino de suma negativa, es decir, en la que todos pierden.

Y si no, revisemos los acontecimientos más recientes. No se trata de ser modositos y exquisitos en el trato parlamentario. Se puede recurrir al discurso duro, a la crítica sin concesiones, pero siempre mostrando disposición a escuchar los argumentos y razones de los adversarios. Debe hacerse siempre un esfuerzo por acercar posiciones por más irreconciliables que parezcan. Se puede practicar una nueva pedagogía política apelando al método de aproximaciones sucesivas o al método de prueba y error. Creo que en este esfuerzo ha perseverado en su breve andadura por la 63 Legislatura el Grupo Parlamentario del PRI, y ello ha permitido la presencia del Gobernador del Estado en la sede parlamentaria para entregar su segundo informe de labores o, más bien, el segundo informe sobre el estado que guarda la administración.

Una cosa queda clara: si lo que hubiese imperado en estos primeros 45 días de funcionamiento del Congreso hubiese sido el choque y la confrontación, las puertas del bunker hubiesen estado completamente selladas para el titular del Ejecutivo. El propio Ejecutivo se habría expuesto a una celada, a que le tendiesen una trampa. No ocurrió así; al contrario, la asistencia personal a entregar el documento anual fue recibida con sobriedad, con respeto en un marco republicano, con la cortesía propia del trato entre pares. Claro que a algunos miembros distinguidos de la comentocraciale hubiese gustado el jaleo, pero se impuso la madurez, el respeto, el reconocimiento recíproco y la tolerancia debida en un acto de esta naturaleza. Y esa será, sin ninguna duda, una de las luces que marcará a esta 63 Legislatura: la vuelta a la civilidad, al diálogo respetuoso, que no es poco en un ambiente político que empieza a ser asfixiante por el sectarismo, la soberbia y la intolerancia que empieza a marcar la vida política nacional.

++

He aquí, algunas consideraciones sobre la presencia del titular del Poder Ejecutivo estatal en el Congreso el pasado 15 de noviembre:

  • Es la primera vez en los últimos ocho años en que el titular del Poder Ejecutivo estatal acude a la sede del Poder Legislativo a entregar el informe anual sobre el estado que guarda la administración Pública.
  • Recordemos que este acto, al que acudía el titular del Poder Ejecutivo, era conocido como el Día del Presidente, y se replicaba en los estados. Los vientos del cambio que trajo el proceso democratizador, cambiaron la vieja liturgia. En el ámbito nacional, las puertas del Congreso se cerraron para el titular del Poder Ejecutivo.
  • Todos recordamos las escenas en que al Presidente Vicente Fox se le impidió el acceso a la Cámara de Diputados para entregar su informe de labores. Se canceló la vieja ceremonia, y la entrega del informe de labores correspondió al segundo servidor público en la estructura jerárquica de la administración.
  • En Sinaloa se suspendió la ceremonia y en acuerdo del Ejecutivo con todas las fuerzas con representación parlamentaria, se sustituyó por una especie de comparecencia ante el Pleno del Congreso, que permitía un intercambio de ideas entre los dos poderes.
  • Este modelo luego fue sustituido por la entrega formal del documento ante el Congreso, que cubría una formalidad pero que negaba lo esencial: la necesidad de un diálogo sincero, abierto entre los poderes.
  • La cancelación de este acto republicano, que se sustenta en la división de poderes propia de la sociedad democrática era una oportunidad de diálogo, de intercambio de opiniones que se desnaturalizó tanto por la concentración del poder en la cúspide del sistema político, como por el endurecimiento de la estrategias opositoras.
  • Negar la presencia del titular del Poder Ejecutivo en la sede del Poder Legislativo fue un error de la ingeniería constitucional, que inhibió un diálogo necesario en el propósito de hacer funcional un sistema de pesos y contrapesos que fortalece la vida democrática.
  • Que el titular del Poder Ejecutivo estatal acuda a esta sede legislativa a entregar su informe de labores, debe ser visto como un gesto y una voluntad de restablecer un diálogo necesario que recupere la vocación republicana en un ambiente de respeto, civilidad y tolerancia.

¿Estamos de acuerdo, o no?

++

De que la curva de aprendizaje del grupo mayoritario en el Congreso puede ser muy tortuosa, no cabe duda. En la sesión del jueves 15 se agendó en el orden del día el tema del transporte privado y la Ley de Movilidad Sustentable del Estado de Sinaloa. Un diputado del grupo mayoritario subió a tribuna y planteó que la citada ley fue propuesta por el Congreso y aprobada por el Gobernador. Si, así como lo lee: propuesta por el Congreso y aprobada por el Gobernador. No fue un lapsus, producto de un discurso improvisado, que puede justificarse. Fue un texto escrito, que evidentemente no fue revisado o, si lo fue, el corrector tiene un desconocimiento absoluto del procedimiento parlamentario o, todavía peor, el propio diputado no lo puso a consideración de la pastora.

Ello obligó a que en su réplica, la diputada del GP-PRI le diera una repasada. Esto dijo:

“Y quiero decir, si se me permite una digresión, que nuestro compañero diputado tiene una terrible confusión sobre el procedimiento para la aprobación de leyes. La vigente Ley de Movilidad Sustentable no fue presentada por la Legislatura anterior, ni fue aprobada por el Ejecutivo estatal, como señala en su posicionamiento.

Fue justamente a la inversa. Por supuesto que puede el Ejecutivo Estatal presentar iniciativas de ley, pero la atribución y potestad de aprobarlas corresponde únicamente al Poder Legislativo.”