Zona Mixta

Por: Alberto Camacho Sarabia.
Se viene la NFL.

Como todos los años, el arranque del mes de agosto representa el regreso de la NFL, el mejor fútbol americano profesional del mundo, por no decir el único, inicia actividades de pretemporada, toda vez que, el próximo 06 de septiembre, las Águilas de Filadelfia, actuales campeones de la Liga, abran hostilidades en contra de los siempre competitivos Halcones de Atlanta.

¿Los contendientes?, tenemos los mismos de siempre: Patriotas de Nueva Inglaterra, Acereros de Houston, los propios Halcones de Atlanta y los Empacadores de Green Bay, ¿qué caso tiene hablar de ellos?, mejor nos enfocaremos en los conjuntos que aspiran a ser las sorpresas, o por lo menos los animadores de la temporada en ciernes.

Luego de la temporada baja, y manteniendo la inercia obtenida en el cierre de la campaña pasada, hay varios equipos que auguran un campeonato sumamente competitivo y con Conferencias y Divisiones muy cerradas, caso completamente contrario a lo vivido el año anterior, donde, a juicio personal, no vimos partidos de nivel, y siempre se abonó a la fortuna más que al talento.

¿Quiénes alzan la mano este año?, bueno, hay varios candidatos, y para cada uno daremos un breve resumen de lo que pueden aportar al certamen 2018-2019, y, antes de entrar en materia, podemos aventurarnos a decir que: Jaguares de Jacksonville, Cargadores de Los Ángeles, Texanos de Houston, las campeonas Águilas de Filadelfia, Vikingos de Minnesota, 49’s de San Francisco, Santos de Nueva Orleans, serán actores muy recurrentes este año.

El caso de los Jaguares de Jacksonville es sumamente curioso, acostumbrados a ser un equipo mediocre y sin aspiraciones de hacer cosas importantes, la temporada pasada dieron el coloquialmente llamado “tontazo” y llegaron mucho más lejos de lo que se esperaba de ellos; consecuentemente y gracias a ese éxito sin precedentes de la organización, la tarea es mantener el paso, y para esta campaña lucen con amplias posibilidades de llegar lejos gracias a su excelente defensiva, comandada por Telvin Smith y Jalen Ramsey, la cual se engalana aún más con la llegada de Andrew Norwell, uno de los mejores agentes libres de la temporada muerta.

En otro panorama, los Cargadores de Los Ángeles demostraron que la mudanza a la capital del cine les vino muy bien, es cierto, no clasificaron a playoffs, pero mostraron sangre caliente en sus venas, y una imagen completamente distinta a lo que tenían acostumbrados durante su etapa en San Diego; con mucho talento joven, como lo son Mike Williams y Forrest Lamp, quienes ya en su segunda temporada, apuntan a dar el estirón, y ser reforzados por lo que haga el novato de primera selección, Derwin James, los Cargadores apuntan a seguir los pasos de sus vecinos, los Carneros, y dar mucho de qué hablar este año.

Houston es otro equipo que poco a poco se encuentra recuperando su estirpe de equipo competitivo, con una promesa en los controles, tal es el caso del Mariscal Deshaun Watson, los Texanos tienen un futuro asegurado, toda vez que las vacas sagradas llamadas DeAndre Hopkins y J.J Watt no se queden sin recursos, no obstante, tener a un jugador como Lamar Miller, capaz de conseguir yardas por tierra, apunta a los oriundos de Texas entre los contendientes de esta temporada.

Otro caso interesante es el de las Águilas de Filadelfia, equipo que se acostumbró a ser el patito feo de todos los partidos de playoffs, nadie daba un peso, o en este caso, un dólar por ellos, esto producto de la baja sensible de Carson Wentz, mariscal de campo novato y estrella emergente del equipo, hacia el final de la temporada regular; Nick Foles entró al quite como el “peor es nada”, y llegó tan lejos que incluso se alzó como el Jugador Más Valioso del Súper Tazón.

Filadelfia apunta para repetir su dominio en la Conferencia Nacional, manteniendo un equipo idéntico y sumamente compacto al del torneo anterior, y estamos seguros que las Águilas mantendrán el buen paso por al menos dos años más.

Los Vikingos de Minnesota fueron el equipo más fuerte y temible de la NFL el año pasado, y la gasolina les alcanzó hasta su visita a Filadelfia, donde fueron apabullados por los hoy campeones de la NFL; el equipo violeta mantuvo su equipo intacto, con la reciente incorporación del defensivo Sheldon Richardson, proveniente de los alicaídos Halcones Marinos de Seattle, y el polémico mariscal de campo Kirk Cousins, quien se espera asesore al novato Case Keenum, de potencial tremendo; este año apuntan a cosas importantes, como el juego de final de conferencia como mínimo.

En la Bahía, los 49’s de San Francisco iniciaron de manera mediocre la campaña anterior, pero una vez que el mariscal de campo, Jimmy Garoppolo aterrizó en el Levi’s Stadium proveniente de los Patriotas de Nueva Inglaterra, la suerte de este equipo cambió radicalmente y cerró de manera fuerte el campeonato, veremos si “Jimmy G” mantiene el ritmo toda la temporada y hace de San Francisco un equipo contendiente.

Nueva Orleans sigue exprimiendo hasta la última gota a su mariscal Drew Brees, los Santos volvieron a los primeros planos con el apoyo de una línea defensiva que le otorga la tranquilidad a su quarterback para hacer su juego; la clave de este año será que los contrarios no lleguen a Brees con facilidad, porque con uno o dos golpes (o “sacks” como le dicen en inglés”) que el pasador reciba en un partido, Nueva Orleans verá como sus posibilidades de ganar el partido disminuyen dramáticamente.

Este es solo un pequeño panorama de lo que se espera para la NFL en cuanto a contendientes, varios equipos apuntan para ser decepciones importantes, como los casos de: Halcones Marinos de Seattle, Bills de Búfalo, Pieles Rojas de Washington, Malosos de Oakland y los Vaqueros de Dallas, esto solo por mencionar algunos.

=0=

Con esto terminamos por hoy, les deseamos una excelente semana, y nos leemos muy pronto de nueva cuenta.

Hasta la próxima.

Leave a Reply