PALCO PREMIER

Jorge Luis Telles Salazar

 

En el marco de un animado convivio social y político, el presidente municipal de Culiacán, Moisés Aarón Rivas Loaiza, lo garantizó:

= A mediados del mes entrante vamos a iniciar los trabajos de construcción del nuevo estadio de beisbol profesional para nuestra ciudad; pero esto no es la noticia, lo nuevo es que existen posibilidades de tenerlo listo para cuando arranque la próxima temporada de la Liga Mexicana del Pacífico.

= La afirmación nos parece aventurada, señor alcalde – comentamos, entre taco y taco de una carne asada de primer mundo, en un ambiente campestre, no muy lejos de la ciudad.

= Fíjese que no – nos contestó -: la constructora que ganó la licitación se ha comprometido a terminar el estadio para octubre. Para ello van a trabajar no menos de 16 horas por día y hasta jornadas completas, cuando sea necesario. Yo sé que parece difícil; pero ahí está la promesa de los que lo van a hacer. Será su responsabilidad.

= ¿La fecha para la colocación de la primera piedra?

= Le repito: a mediados del mes entrante y de ahí en adelante ni quien nos detenga. El recurso ya está disponible y si esto, que es lo más difícil, ya lo tenemos en las manos, lo demás no representará mayores problemas.

¿Cómo ve?

¡Como para tirar cohetes en plena plazuela Obregón!

¿No?

=0=

Y bien.

Posiblemente usted ya tenga conocimiento de los detalles de la magna obra; pero no está por demás que los repitamos porque esto es algo así como un sueño, no solo para los aficionados al beisbol, sino para todos los que vivimos aquí en Culiacán.

De entrada, el presupuesto es del orden de los 380 millones de pesos, mismos que procederán de diferentes fuentes de financiamiento: los tres niveles de gobierno, el concesionario – lease: familia Ley López – e iniciativa privada, especialmente aquella que, a través del tiempo, forma parte del inventario de patrocinadores del club Tomateros de Culiacán. De la fecha de la colocación de la primera piedra al lanzamiento de la primera bola, seguramente la inversión superará, con facilidad, los 400 millones de pesos.

Esto es algo similar a lo que costó el estadio Sonora, en la ciudad de Hermosillo; pero la intención es hacer algo mejor a lo que ya existe allá.  La eterna competencia entre las capitales de los dos estados más importantes del Noroeste del país, usted sabe.

El propio Juan Manuel Ley, presidente del club local, lo dijo en aquella ciudad , en una de las jornadas de la pasada Serie del Caribe:

= Bonito parque, sin duda; pero el nuestro será superior.

Y es que así como el estadio que por ahora se llama Sonora – no lo dude: será rebautizado en el curso del año – ya fue escenario de la Serie del Caribe Hermosillo-2013; el nuevo parque de pelota en nuestra ciudad, será sede, en febrero de 2017, de un torneo que a lo mejor presentará novedades muy interesantes, como el regreso de Cuba, por ejemplo.

Esto de la sede, no tiene discusión. Nada, ni nadie, le quitará a Culiacán la organización  de la Serie del Caribe, de aquí a cuatro años. La distancia no es grande. El tiempo se va, como agua corriente de las manos.

De eso, ni para qué preocuparse.

Bueno.

Este nuevo estadio, que en su fase de construcción se le conocerá como Tomateros, tendrá capacidad para 18 mil aficionados, cosa que lo convertirá en el más grande de la LMP; contará con todos los adelantos de la tecnología moderna – pantallas electrónicas, sonido de alta fidelidad, escaleras eléctricas y una gran infraestructura suplementaria -; pasto y campo de juego de Ligas Mayores; centro comercial; áreas para juegos adicionales; amplio estacionamiento y un diseño de exteriores, propio del siglo 21. Aquí sí, muy superior al de Hermosillo.

El estadio, como usted sabe, será edificado en el mismo terreno que ocupa hoy el “Angel Flores”. Los trabajos iniciarán en la esquina Suroeste del predio. En Andrade y boulevard Zapata, para ser más exactos. La fachada del inmueble, como lo conocemos hoy día, será lo último que se demolerá, por aquello del incumplimiento, en cuanto a fechas, de la compañía constructora.

Para un sector de los aficionados, hubiese sido mejor edificar el parque en otro sector de la ciudad y dejar el “Angel Flores” como monumento histórico de la ciudad.

En un momento dado se pensó así; pero se cambio de opinión cuando las autoridades dieron a conocer un ambicioso plan para la remodelación integral de la colonia Almada en su totalidad, incluida la construcción de un enorme centro comercial en los terrenos de lo que es hoy La Plaza Ley y lo que fue la terminal de autobuses de Culiacán. Este programa iniciará al corto plazo y representa una inmejorable oportunidad para impulsar esa zona de la capital y ampliar hasta ese rumbo el llamado primer cuadro de la ciudad.

De ese tamaño, señores, es el proyecto.

Un proyecto que será realidad para febrero del 2017, con la Serie del Caribe. Para entonces ya el estadio tendrá hasta tres años en funciones.

¿Qué os parece?

=0=

A manera de colofón.

Junto con el nuevo estadio, habrá también un nuevo nombre.

El legendario estadio dejará de llamarse “Angel Flores” para ser bautizado de otro modo y honrar así la memoria de otros connotados sinaloenses, no necesariamente dentro de las filas de la política estatal

PENDIENTES…

 

 

Sin Etiqueta

LO QUE SE ESPECULA

LAS COSAS QUE PASAN

Por: Jorge Walterio MEDINA

medinawalterio@hotmail.com

 

El cómo será la participación del gobernador Mario López Valdez en las elecciones locales de julio de este año, cuando en Sinaloa renovaremos la legislatura local y los dieciocho ayuntamientos, llama la atención de una opinión pública que desde luego no cree para nada que el mandatario se mantendrá al margen del proceso.

 

Y es que al señor López nuestros analistas lo ven participando  indistintamente en el PRI, en el PAN y en el PRD, a propósito de la actual coyuntura electoral.

 

Respecto de Ahome se especula que la candidatura priísta a la alcaldía ya está dada a favor de los priístas malovistas y aquí nos aseguran que no se ha decidido si será a favor de Gerardo Vargas Landeros o de Arturo Duarte García.

 

Para El Rosario también se asegura que la candidatura priísta a la alcaldía está reservada para el grupo político del señor López y aquí nuestros analistas coinciden en que será el joven Karim Pechir el agraciado.

 

Recordemos que Karim Pechir es un joven político de los afectos del exgobernador Juan Sigfrido Millán Lizárraga.

 

Hasta ahí aparentemente las concesiones que el PRI daría a López Valdez.

 

En Culiacán por ejemplo, el PRI se prepara para ganar la presidencia municipal llevando como candidato al actual diputado federal Sergio Torres, sin descartar claro que haya otros prospectos como Cenovio Ruiz Zazueta y Rosa Elena Millán.

 

En Mazatlán, donde ya se advierte que la alianza PAN-PRD, que postulará a Carlos Felton y a Alejandro Higuera para los cargos de alcalde y diputado local, contará con el respaldo de la administración estatal, los priístas se la jugarán con la candidatura de Irma Tirado en pos de la alcaldía.

 

Recordemos que Irma Tirado acaba de perder la diputación federal en la elección de 2012, pero ello ocurrió ante las decenas de miles de votos que le fueron anulados al PRI, en ese ejercicio de alquimia electoral que se practicó en todo el país para hacer menos penosa la derrota del Partido Acción Nacional.

 

En Guasave el PRI empieza poner focos rojos ante la popularidad de Armando Leyson Castro, quien también tendría de manera evidente el apoyo de Mario López Valdez.

 

En el PRI empieza a surgir el nombre del empresario José ‘Pepe’ Menchaca, como la opción para contrarrestar la popularidad de Armando Leyson.

 

Desde luego que al priísmo guasavense le hará daño la pobre actuación del alcalde Ramón Barajas López, como cabeza de una administración municipal desarticulada e incapaz de resolver la crisis financiera que les afecta.

 

Y mientras que lo anterior es lo que se especula en torno de la participación del señor López en la elección de julio próximo, los priístas por su parte siguen su propio camino.

 

El miércoles, por ejemplo, en Culiacán celebraron su asamblea estatal designando cuarenta delegados para su asamblea nacional de principios de marzo próximo.

 

El priísmo sinaloense tendrá una participación de 134 delegados a la asamblea nacional y si le interesa establecer una correlación de fuerzas entre los priístas fieles y los priístas malovistas, le diremos que los afines al señor López son apenas tres delegados, Karim Pechir que es del grupo original, y los alcaldes de Culiacán Aarón Rivas Loaiza y de Navolato Evelio Plata, que se sumaron en el camino a las huestes malovistas.

 

En Acción Nacional ya hay indicios de quién será su candidato a la alcaldía en Culiacán, al registrarse la renuncia de Eduardo Ortiz a la Secretaría de Desarrollo Económico de la administración estatal.

 

Aquí llama la atención el qué va a ocurrir en la Secretaría de Desarrollo Económico, particularmente en torno de la sucesión de Ortiz. ¿Le respetará la posición el señor López al PAN y al grupo de empresarios que encabeza Heriberto Félix Guerra, o hasta aquí llegó el compromiso asumido en el 2010?

 

Ya lo sabremos.

 

Difícil saber lo que hay en el futuro del PRD, porque ahí no hay información que trascienda.

 

En el Partido Sinaloense, más allá de la especulación de si hará o no alianzas parciales, su dirigente Héctor Melesio Cuen anuncia que van por más de cien mil votos en los próximos comicios.

 

En el PAS están realizando intensa actividad que va desde la instalación de huertos familiares en distintos puntos de la entidad, la puesta en marcha de un consultorio médico de especialidades en Culiacán, reuniones con jóvenes y mujeres  a lo largo y ancho de la geografía sinaloense, entre otros.

 

¿Y qué pasa en el PANAL?

“Tras llamar a no enrarecer el ambiente político de Sinaloa y a que los partidos políticos se mantengan en la legalidad y con una actitud propositiva, la presidenta estatal del Partido Nueva Alianza, Maira Lorena Zazueta Corrales, reiteró que será el Comité de Dirección Nacional de este partido el que defina con quien se irá en coalición en las elecciones intermedias de julio próximo.

Zazueta Corrales comentó que las pláticas sostenidas con las dirigencias estatales del Partido Acción Nacional, de la Revolución Democrática y del Revolucionario Institucional son aún informales, pues serán las presidencias nacionales de dichos partidos las que definan la política de alianzas para los comicios”.

Recordó que el Partido Nueva Alianza es actualmente la tercera fuerza política en Sinaloa, aunque está es una posición que muy difícilmente mantendrán en Sinaloa.

En julio lo sabremos.

LAS COSAS QUE PASAN

El Arq. Ramón Valdez Caro asumió el cargo de subsecretario de Desarrollo Urbano de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de la administración estatal, en sustitución de la Ing. Edna Ordóñez Ramírez.

En el sector campesino del PRI no quieren enfrentar problemas de división en el marco de la actual coyuntura electoral y se disponen a ratificar como dirigente a Germán Escobar.

 

“Germán Escobar Manjarrez presentó la solicitud de aspirante a Presidente del Comité Central Ejecutivo de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de Sinaloa ante la Comisión Estatal de Procesos Internos.

En caso de ser favorecido ocupará el cargo por un periodo de 4 años.

Cabe mencionar que entro como interino el 2 de octubre 2010 por Ramón Barajas hasta Diciembre 2012, luego fue nombrado delegado especial con funciones de presidente”, se informó.

Y en las redes sociales un interesante trabajo periodístico de Silber Meza respecto del ‘gobierno del cambio’ en Sinaloa

“MALOVA: CÓMO PASAR DE LA ESPERANZA A LA DECEPCIÓN

Pocos políticos han hecho lo que el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez: representar un cambio y en tan sólo dos años, revertir esa imagen. Fue de la esperanza a la decepción. Pero, ¿cómo le hizo?”

Búsquelo, vale la pena leerlo

Así están  las cosas…

AGENDA POLITICA

Jorge Luis Telles Salazar

 

Eduardo Ortiz Hernández se convirtió en el segundo colaborador de Mario López Valdez en renunciar a su cargo para buscar la candidatura a un puesto de elección popular, en los comicios del domingo 07 de julio venidero, aquí en Sinaloa. Ortiz Hernández se separó, de manera definitiva, de la Secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno del Estado y ahora pretende la candidatura de su partido, Acción Nacional, a la presidencia municipal de Culiacán.

El primero, como usted sabe, fue Arturo Duarte, quién dejó en días pasados la subsecretaría de Administración, en su intento de convertirse en candidato a la presidencia municipal de Ahome. En primera instancia, Duarte intentara la postulación por el Partido Revolucionario Institucional; de no tener éxito, es posible que lo haga por la coalición PAN-PRD, ya prácticamente concretada para el proceso electoral que ya se vive en la entidad.

Habrá más renuncias al equipo de trabajo de MaLoVa. Por supuesto que las habrá. Unos porque aspiran a ser presidentes municipales; otros, porque quieren ser diputados locales. El gobernador López Valdez les leyó la cartilla en su momento y ahora comienzan a tomarle la palabra.

La lista crecerá en las próximas semanas.

Entre quienes dejarán la actual administración, algunos han dejado claro que la idea es postularse por el Partido Revolucionario Institucional, a pesar del calificativo de “traidores” que todavía les endilgan los más fieles a la causa. Otros intentarán cobijo en la nueva versión de la llamada alianza opositora, alentados aún por el éxito de hace tres años, no obstante que en la actualidad las condiciones y las circunstancias son totalmente diferentes a las imperantes en aquel 2010.

Y más allá de la aspiración de seguir adelante con su carrera política, en otras trincheras, hay un común denominador entre quienes ya dejaron el gabinete y los que lo harán en breve: todos ellos están hasta la “M” (“hasta la madre pues”) de cómo se manejan las cosas en Palacio de Gobierno.

Digo.

=0=

Mientras.

A las 11 horas de este miércoles, en el legendario auditorio “Benito Juárez”, el Partido Revolucionario Institucional en Sinaloa celebrará su asamblea estatal, con un tema dominante en su orden del día: la elección de sus delegados a la asamblea nacional, que tendrá lugar a principios del mes entrante en la ciudad de México.

Resulta, sin embargo, que dichos delegados ya están designados, lo que convierte en algo de rutina el conciliábulo priista de este miércoles, aquí en Culiacán.

Se trata de un total de 40 delegados que deberán ser ratificados, a su vez, por aquellos que, en sus asambleas municipales, resultaron delegados a la asamblea estatal. La lista, empero, ya fue confeccionada y en ella hay de todo y de todas las edades, caras conocidas y otras no tanto. Son 20 mujeres y 20 varones, para estar a tono con esa cosa de la equidad de género.

Veamos.

Entre las hembras, por ejemplo: Lourdes Sarabia López, Elva Margarita Inzunza Valenzuela, Martha Ofelia Meza Escalante, Lorena Alvarez Gámez, María Eduwiges Vega Padilla, Gabriela Inzunza Castro, Emma Karina Millán Bueno, Lucía Ley Zevada, Reyna Araceli Tirado Gálvez y Nubia Ramos Carvajal.

Y dentro del grupo de los varones: Sergio Mario Arredondo Salas, Angel Robles Bañuelos, Evelio Plata Inzunza, Jesús Alfonso Lafarga Mendoza, Germán Escobar Manjarrez, David Quintero León, David Peñuelas, José Cruz Loaiza Herrera y Eleno Quiñones López.

En efecto, como suele decirse: de chile, limón y manteca. De todo, menos de los llamados priistas malovistas.

La delegación que representará al priismo sinaloense se complementará con muchos otros que, por su investidura, se convertirán en automático en delegados a la asamblea nacional: integrantes del Comité Directivo Estatal, líderes estatales de los sectores, senadores, diputados federales, líderes de bancada en cámaras locales y algunos presidentes municipales.

En el caso de Sinaloa sumarán no menos de cien.

Pocos de ellos, sin embargo, muy poquitos, tendrán una actuación relevante en los trabajos de este encuentro del priismo nacional.

Pendientes.

=0=

Por otro lado.

Ya de regreso a Culiacán, luego de disfrutar de las fiestas en honor al legendario Rey Momo en Mazatlán, les contamos lo que aconteció la tarde del domingo pasado, minutos antes del banderazo de salida del tradicional desfile de carros alegóricos, en medio de una marcada expectación por la participación de un contingente traído especialmente desde Brasil, por el gobierno del Estado y el ayuntamiento de Mazatlán.

Serían las 17 con 15 horas, en efecto, cuando un grupo de desalojados de la presa Picachos, encabezados por su líder, Atilano Román Tirado y por su apoderada jurídica, Alma Barraza, caminaban por la calle Alejandro Quijano, detrás de una banda de música regional, que interpretaba alegremente melodías alusivas a la fiesta. Dentro del grupo llamaba la atención un joven, que personificaba al gobernador Mario López Valdez – de un parecido impresionante -; otro, al alcalde Alejandro Higuera Osuna y una mujer, en el papel de la diputada federal priista Francisca “Paquis” Corrales.

En las inmediaciones del Malecón, los “Picachos” fueron interceptados por elementos de la Policía Ministerial y detenidos 28 de ellos, a quienes se les trasladó, en esta calidad, a las instalaciones de la base 38 de la Policía Ministerial. Según la versión del jefe policiaco al mando del operativo, los comuneros pretendían alterar el orden público e incrustarse en la columna, con la clara intención de deslucir el evento. De acuerdo a lo declarado por Atilano Román, la idea era “pasear” por las calles del centro, a los acordes de la tambora, como lo hace mucha gente en el puerto en época de carnaval.

Tres años atrás, en el 2010, los “Picachos” si lograron su objetivo. Se metieron entre las comparsas y cubrieron casi todo el recorrido.

Ahora no fue así.

Están en la cárcel, a donde llegaron obviamente sin ninguna orden de aprehensión en su contra; pero ahí están, bien guardaditos, por lo pronto.

Todo esto sucedió, mientras el señor gobernador, acompañado por algunos de sus más cercanos colaboradores y por el alcalde de la ciudad, se regocijaba en la terraza del edificio de la Secretaría de Turismo del gobierno estatal, desde donde contemplaba, cómodo y seguro, el paso de carros y comparsas, mientras escuchaba la privilegiada voz del tenor navolatense Jose Manuel Chú, quien le cantaba las melodías de su predilección.

Y si usted no le quiere creer al columnista, cuestión de consultar la edición del lunes pasado en El Debate de Mazatlán. Ahí encontrará la reseña, con lujo de detalles.

En fin.

=0=

Por cierto.

Desfile sui generis. Sin la presencia de la reina del carnaval, la agraciada jovencita Karen Cabrales, electa como soberana de las fiestas, semanas atrás.

Y es que a la altura de las instalaciones de la Universidad de Occidente, prácticamente a la mitad del recorrido, Karen Primera se desvaneció y tuvo que ser atendida en uno de los hospitales del puerto.

Afortunadamente la soberana no se precipitó hasta debajo de la carroza real – o hasta el piso, en el peor de los casos – toda vez que un elemento de Seguridad detectó las malas condiciones físicas de la jovencita; subió hasta la parte alta de la plataforma y cuando bajó con ella, Karem ya venía totalmente privada del conocimiento.

La cosa no pasó a mayores.

Según el diagnóstico, incluso, la jovencita estaría en condiciones de presidir el desfile de hoy Martes, en la culminación de las fiestas de carnaval Mazatlán-2013.

Sin comentarios.

=0=

Y hasta aquí por hoy.

Ya nos fuimos.

Dios los bendiga.

PALCO PREMIER

Jorge Luis Telles Salazar

 

Si bien no se puede considerar  como un resultado lógico – por el nivel de juego de todos los equipos participantes – tampoco es algo así como una sorpresa la coronación de Yaquis de Obregón en la Serie del Caribe Hermosillo-2013, que culminó la madrugada del viernes pasado en el flamante estadio “Sonora” de la capital de la entidad vecina.

De hecho, Obregón era uno de los favoritos de la crítica especializada para ganar el torneo, de la mano con Leones de Escogido, club que tiene su sede en el estadio Quisqueya de Santo Domingo República  Dominicana, el cual comparte con los legendarios Tigres de Licey.

Y es que Obregón llegó a esta Serie del Caribe convertido en un trabuco espectacular.

Incluso, podría ser, si mucho nos apura, el equipo mexicano mejor armado para un certamen  de esta naturaleza, a partir de febrero de 1971 y hasta la fecha. México, como usted sabe, ha estado presente en todas estas competiciones, un año después de su reanudación, en el ya lejano 1970.

Y  bueno, hasta eso que la última temporada de la Liga Mexicana del Pacífico, no fue precisamente la mejor para los Yaquis de Obregón, a la que arribaron con etiqueta de bicampeones. La hazaña lograda en la conquista del tercer título consecutivo no fue nada fácil para la franquicia de la vieja  Cajeme, particularmente en el calendario oficial, en el cual finalizaron la friolera de seis juegos por debajo de Tomateros de Culiacán, plantel que había arrasado con el panorama durante toda la campaña regular.

En esos días, Yaquis estaba en problemas.

Abrió como visita la primera serie eliminatoria, en la que, incluso, cayó en siete partidos ante los Algodoneros de Guasave para calificar, por la senda del “mejor perdedor” a las semifinales, fase en la que le tocó bailar, aparentemente, con la más fea: los Tomateros de Culiacán.

Obregón, sin embargo, comenzaba a carburar tan bien como en las dos últimas campañas, a pesar de la caída con Guasave en siete juegos que, en efecto, fueron sumamente disputados. Para la instancia contra los guindas, los Yaquis adquirieron como refuerzo al texano Jesse Gutiérrez y eso le representó a la tribu un line-up de miedo, con la presencia del campeón bateador, Alfredo Amézaga; el mejor en producciones, Barbaro Canizarez y el monarca en cuadrangulares, Jesse Gutiérrez, que en 20 ocasiones se “fue para la calle”.

Su pitcheo no sufrió variante alguna; pero con Luis Alfonso Mendoza, Marco Carrillo y Rolando Valdez como puntales y con un relevista de clase de Liga Mayor como Luis Antonio Ayala, los Yaquis se convirtieron en una verdadera máquina de jugar beisbol, al doblegar en cinco encuentros a los Tomateros de Culiacán y en solo cuatro a los Aguilas de Mexicali.

Con Iker Franco, en la receptoría; Jesse Gutiérrez, en la primera base; Carlos Valencia, en la segunda; Agustín Murillo, en la tercera; Alfredo Amézaga en el campo corto; Douglas Clarck y los hermanos Contreras en los jardines, más Barbaro Canizarez como bateador designado, tal parecía que los Yaquis podrían jugar hasta sin refuerzos la Serie del Caribe; pero no. Este evento es otra cosa. Fortalecerlo fue  decisión inteligente por encima de los mandatos del corazón, para poder aspirar a algo más que a un papel decoroso. Necesariamente quedarían fuera algunos de los elementos que aportaron talento, esfuerzo y enjundia en la conquista del campeonato.

Y así las cosas, la directiva de la Liga Mexicana del Pacífico, con su presidente, Omar Canizalez a la cabeza, seleccionó a sus refuerzos con un tino monumental. Los nombres ya son de su conocimiento.

Bajo estas circunstancias, México era favorito junto con Dominicana. Ambos llegaron a la final y a la postre la suerte sonrió a los Yaquis de Obregón.

¿Resultado sorpresivo? ¡Para nada mis amigos! ¿O sí?

=0=

Y bien.

Para México esta fue su séptima corona en Series del Caribe y ahora ya igualó a Venezuela en la segunda posición, aunque muy por debajo de los dominicanos, que han ganado 19, dos más que un Puerto Rico, muy de capa caída en los últimos años.

Obregón, a su vez, es el segundo equipo mexicano en presumir de dos títulos en Series del Caribe. El otro es Tomateros de Culiacán, que permaneció mucho tiempo en esta condición.

Culiacán obtuvo su primer campeonato de la competición en 1996, en Santo Domingo y reverdeció laureles en 2002, en Caracas, en el arranque, casualmente, de la era chavista. Obregón fue monarca, por vez primera, en 2011 y solo un par de años después volvió por sus fueros, para bien de la Liga Mexicana del Pacífico y del beisbol nacional en general.

A nivel Liga, los Yaquis se han proclamado monarcas en cuatro de las últimas seis temporadas de la LMP y ya llegaron a siete en toda su historia, para colocarse en el cuarto sitio del escalafón. Mazatlán es el tercero, con ocho; Culiacàn, el segundo, con nueve y Hermosillo, el primero, con la friolera de quince. Obregón ha avanzado un terreno impresionante en estas últimas seis campañas, mientras que Culiacán sigue estacionado en nueve, desde el 2004. Esta última fue la novena temporada al hilo en la que los Tomateros se quedan con las manos vacías.

Las distancias se acortan en la Liga Mexicana del Pacífico.

Y la historia continúa.

=0=

De regreso al punto de arranque.

El sistema de competencias utilizado en esta última Serie del Caribe ya causó las primeras críticas  de la prensa especializada. Casualmente de la misma prensa que, por años, demandó un nuevo esquema, ante el acartonamiento en el que había caído el torneo, reflejado en bajas entradas en todos los países, excepto en el nuestro, donde el éxito siempre está garantizado.

Y déjeme decirle que el modelo usado en Hermosillo-2013 fue propuesto, precisamente, por la Liga Dominicana, que fue la directamente afectada por el nuevo sistema, al perder la final ante los Yaquis de Obregón.

De haberse seguido el esquema anterior, los dominicanos hubiesen resultado los campeones indiscutibles al terminar el torneo  con marca de cinco victorias contra solo una derrota, en el entendido de que, con mucho menos que eso, otros equipos han triunfado en  Series del Caribe. México, el monarca, concluyó con saldo parejo: tres triunfos e igual número de descalabros.

El sistema, sin embargo, establecía un juego final entre el primer lugar contra el segundo, por acuerdo unánime de la Confederación del Caribe.

Así sucedió.

Y el resultado usted lo conoce plenamente.

¿Injusto el procedimiento? Podría ser; pero eso no demerita, para nada, a los Yaquis de Obregón, que hicieron lo suyo en el momento preciso. En la actualidad, los sistemas de competencia no son necesariamente los más justos, sino los que más gustan al aficionado y los que representan mayores utilidades económicas, tan importantes para el sostenimiento del espectáculo, en las cuatro naciones de la Confederación.

Si nos remitiéramos a esquemas justos, entonces Culiacán ya estaría muy cerquita de Hermosillo en cuanto a campeonatos conquistados.

Digo.

=0=

A manera de colofón.

La próxima Serie del Caribe en suelo mexicano se desarrollará en el 2017, seguramente en la ciudad de Culiacán.

Esta sede ya no se la quita nadie a la capital de Sinaloa, mucho menos ahora que tendremos nuevo estadio, tan moderno y funcional como el de Hermosillo, según lo presumió por aquellas latitudes el gobernador de nuestro Estado, Mario López Valdez.

Parece una fecha lejana. No lo es.

Juan Manuel Ley López, el presidente del club Tomateros, ya piensa en Culiacán 2017 y planea repetir el éxito arrollador, en todos los renglones, que se registró en 2001, cuando Naranjeros de Hermosillo fueron nuestros representantes.

El tiempo vuela. Y cuando menos lo esperemos ya estará aquí ¡Culiacán-2017!

Ya nos emocionamos.

Y ya nos vamos.

Dios los bendiga.