AGENDA POLITICA

Jorge Luis Telles Salazar

 

Servidores públicos de todos los grados del gobierno federal se dan a la tarea de finiquitar sus asuntos pendientes;  limpiar sus escritores; borrar huellas de conductas irregulares – si las tuvieron – ; despedirse del personal de base y llevarse a casa sus pertenencias. Está en marcha ya lo que es su última semana de trabajo.

El sábado venidero, el priista Enrique Peña Nieto rendirá protesta como presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos y se presume que la asepsia será total en todas las dependencias del gobierno federal. Y es que si este fenómeno se da cuando en la transición se involucran militantes del mismo partido, con mayor razón  ahora que el Partido Revolucionario Institucional desplaza a Acción Nacional de Los Pinos.

A los panistas, en efecto, se les terminó la chamba y también a aquellos que, aún no siéndolo, prestaron sus servicios para la administración de Felipe Calderón Hinojosa. No pocos de ellos se aferran a leves esperanzas, bajo el argumento de que solo laboraron de manera profesional, sin pertenecer al partido y algunos otros se apegan a los preceptos del servicio público de carrera, tan promovido por Calderón; pero que en la práctica no tiene ningún efecto legal, menos para atar de manos al nuevo presidente.

Podría ser que sobrevivieran algunos, desde luego; pero serán pocos, los menos y seguramente solo durante los primeros meses del próximo gobierno, mientras los nuevos salvadores de la patria se ambientan en sus oficinas y se acomodan en sus escritorios; sin embargo, la limpia terminará por ser total, porque sencillamente así lo dictan los cánones de las política mexicana.

En tal circunstancia y ante la imposibilidad de mantenerse en el servicio público, por la ausencia de espacios – prácticamente no le ha quedado nada a Acción Nacional – los todavía funcionarios tendrán, por necesidad, que volver a sus negocios particulares; regresar a sus viejos y mal pagados trabajos o buscarle por otra parte. Así de sencillo.

“Se le acabó el agua al bule”, dijeran en el rancho.

=0=

Y bueno.

En esta situación se encuentran, precisamente, los delegados, representantes o responsables de las instancias del gobierno federal en los estados de la república; Sinaloa, entre ellos.

Y si los que se van se llevan consigo una carga verdaderamente importante de mortificaciones y de incertidumbre, los que van a llegar ya se frotan las manos con entusiasmo, no exento de ansiedad, en espera del momento en que serán llamados a ocupar los múltiples espacios disponibles.

En el caso particular de Sinaloa, hay no menos de 40 instancias de la federación, con nivel de titularidad, sin contar otras posiciones de grado menor.

No son tantos.

De hecho son pocos, muy pocos, en comparación con la estructura del gobierno de la república en otras entidades del país.

Y los que si son muchos, en cambio, son los aspirantes a hacerse cargo de los espacios citados, mismos que tocan puertas aquí y allá en búsqueda del padrino que los recomendará con el secretario del ramo para la expedición del nombramiento correspondiente, previo aval del nuevo presidente de la nación.

Y déjeme decirle que también son muchos ya aquellos que dicen traer el nombramiento en el bolsillo, por sus buenos oficios con los sinaloenses cercanos a Enrique Peña Nieto; pero estos son tan poquitos que sobran los dedos de una sola mano para contarlos.

Ahora bien.

Hay otro asunto que no está definido todavía y este lo será el criterio del nuevo titular del Poder Ejecutivo Federal para acordar con sus secretarios la designación de delegados o representantes en los estados. Un dato: si son 40 los espacios en nuestra entidad, no quiere decir que los 40 serán ocupados por sinaloenses. Quienes formarán parte del gabinete presidencial y el presidente mismo, tienen tal número de compromisos que una vez cubiertas todas las plazas en la capital, voltearán a la provincia para seguir con el acomodo, lo que reducirá las posibilidades de los residentes en los estados.

De hecho esta práctica no es nueva, ni tampoco exclusiva de los gobiernos del PRI. Existen dependencias de tal importancia, incluso, que es criterio sostenido no nombrar en ellas a gente de la entidad, así reúnan todas las exigencias para el cargo.

Así las cosas, tendrán que moderar su optimismo quienes ya se sienten dueños de tal o cual dependencia del gobierno federal. Chica o grande, no importa. Estar en el juego es lo que cuenta. Y tendrán que esperar, por supuesto, a conocer cuáles serán los lineamientos que el casi presidente Enrique Peña Nieto trazará para el efecto.

Y otro aspecto: los cambios en los estados no se darán el día primero de diciembre, ni mucho menos. Podría pasar todo el mes, incluso, sin reporte de novedades.

Ya lo verá usted.

=0=

Mientras.

Jacinto Pérez Gerardo, que disfruta de licencia temporal – sin goce de sueldo – de su puesto como secretario general del Congreso del Estado, sigue en el ojo del huracán: mal asomó la cabeza, cuando aparecieron muchos para cortársela de manera prematura, sin concederle, incluso, su legítimo derecho a aspirar a la presidencia del Consejo Estatal Electoral.

Pérez Gerardo solicitó la separación provisional de su cargo al congreso local, para inscribirse como candidato a la presidencia de dicho órgano electoral, del  que ya fue consejero en épocas pasadas.

Ese puesto como consejero, precisamente, consolidó la experiencia que Jacinto tiene como autoridad electoral y diversificó sus conocimientos sobre la materia. Ha ocupado, ciertamente, otras responsabilidades en otros ámbitos del gobierno local; pero es, de hecho, uno de los sinaloenses que más conocen del asunto. De hecho, esto se lo reconocen tirios y troyanos; pero aducen que su inconveniente es insuperable: su ligazón al Partido Revolucionario Institucional.

En entrevista para Agenda Radio, en Radio Universidad Autónoma de Sinaloa – martes y jueves, de 17. 30 a 18 horas – Pérez Gerardo rechazó categóricamente tales acusaciones; dijo ser un hombre sin partido y reiteró que estas objeciones no lo harán desistir de su intención de convertirse en presidente del Consejo Estatal Electoral.

Negó, del mismo modo, ser una letra de cambio para negociar con el gobernador Mario López Valdez – la presidencia del CEE para Jacinto, por la aprobación del crédito Bono Cero – y también rechazó la realización de un cabildeo previo con los diputados del PRI y de otros partidos. “Lo haré en su momento”, advirtió, en el entendido de que esto no representará, en automático, el voto en su favor.

Eso sí, quien sea el sucesor de Juliana Araujo Coronel en la presidencia del Consejo Estatal Electoral tendrá que contar no solo con los 19 votos de la bancada del PRI, sino con 8 más para dar un total de 27, que es lo que se conoce jurídicamente como la mayoría calificada.

Dicho de otro modo: ningún partido, por si mismo, podrá llevar a su “gallo” al puesto citado. Y si la negociación, entonces, es obligada ¿para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo?

Digo.

=0=

En tanto.

En su reciente viaje a la ciudad de México, Jesús Burgos Pinto, presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, acordó con el presidente del CEN, Pedro Joaquín Codwell, la visita a Sinaloa de Cesar Camacho Quiroz, ex gobernador del Estado de México y actual presidente de la Fundación Colosio Cambio XXI.

Camacho Quiroz, entonces, estará aquí el próximo martes, para impartir la conferencia magistral denominada “Encuentros por el Futuro de Sinaloa”, programada para las 12 horas en uno de los salones del hotel Executivo, en pleno centro de la ciudad.

Esto forma parte de una serie de foros y consultas públicas que se realizarán a lo largo y ancho de la entidad, con la participación de especialistas en la materia, de tal modo que sus conclusiones puedan formar parte del Plan Nacional de Desarrollo, a ejercer en México por el nuevo presidente Enrique Peña Nieto.

Por ahí nos vemos.

=0=

Por cierto.

El diputado Cenovio Ruiz Zazueta presentó la mañana de este sábado el informe de sus dos años de trabajo legislativo, que incluyeron su paso por la presidencia de la Junta de Coordinación Política y por el liderazgo de sus compañeros de la fracción priista en el Poder Legislativo.

El primero de diciembre, en el arranque de un nuevo periodo ordinario, Ruiz Zazueta volverá a la titularidad de la junta y será ratificado por el resto de los diputados del tricolor como su coordinador.

Esto, a reserva de lo que el futuro le depare.

Y se hace la aclaración por aquello de los que sostienen que Ruiz Zazueta busca ser el candidato del PRI a la presidencia municipal de Culiacán y que con este evento, en el auditorio “Benito Juárez”, arrancó su campaña político electoral.

¿Será?

=0=

A manera de colofón.

La noche del viernes pasado, en un acto celebrado en la sala audiovisual de la Torre Académica de Ciudad Universitaria, se presentó el portal de internet “Jorgeluistelles.com”, ideado por este columnista y hecho realidad por el despacho “Agape Creativos”, con amplia experiencia en la cristalización de proyectos de esta índole.

Este portal contendrá, por supuesto, nuestras columnas “ancla” Agenda Política y Palco Premier y las de muchos otros articulistas invitados, encabezados, de momento, por Víctor Torres – director del programa de radio Contraseña -, José Ramón Guzmán y Pánfilo López. Además de los temas de política, se abordarán otros más; entre ellos: Espectáculos, Cultural y Salud. También reportajes especiales, noticias de todo tipo, paridad peso-monedas extranjeras y estado del tiempo.

A corto plazo, el menú se enriquecerá de manera considerable.

Un acto breve, pero sencillo y emotivo, ante una selecta concurrencia, entre la que destacaron, entre otras personalidades: el presidente municipal de Culiacán, Moisés Aarón Rivas Loaiza; el senador Aarón Irizar López; los diputados federales Heriberto Galindo Quiñones y Sergio Tórres Félix y los diputados locales Cenovio Ruiz y Manuel Cárdenas Fonseca. La representación del rector de la UAS, Víctor Antonio Corrales Burgueño la llevó el director general de Radio UAS, Willie Ibarra y también estuvieron por ahí los ex rectores David Moreno Lizárraga y Audomar Ahumada Quintero. Además los presidentes de dos partidos políticos: Jesús Burgos Pinto, del PRI y Héctor Melesio Cuen, del Partido Sinaloense. También Rafael Borbón Ramo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio, entre muchos amigos más.

El portal “jorgeluistelles.com” ya está a la disposición de todos y en el futuro será este vehiculo a través del cual publicaremos los trabajos periodísticos que usted ya conoce.

Y hasta aquí.

Ya nos fuimos. Que Dios los bendiga.