SIN ETIQUETA

EN EL CAMINO A LOS PINOS
LAS COSAS QUE PASAN

Por: Jorge Walterio MEDINA
medinawalterio@hotmail.com

Desde luego que el Partido Acción Nacional tendrá que aplicar estrategias más contundentes que la presentación de encuestas adulteradas y poco creíbles, en ayuda a Josefina Vázquez Mota, para mantenerse en la Presidencia de la República, máxime que tiene enfrente a una maquinaria priísta que destruye todo lo que le estorbe en su pretensión de retornar a Los Pinos.

Efectivamente, pocas veces habíamos visto el desarrollo de un proyecto político tan apegado a lo que en el argot beisbolero le llaman el librito. Nos referimos al de Enrique Peña Nieto en su pretensión de ganar la Presidencia de México.

Cabeza de las encuestas en la sucesión presidencial desde hace aproximadamente dos años, el abanderado del PRI ha logrado sortear retos interesantes, y el primero de ellos fue sin duda su propia sucesión como gobernador del Estado de México, donde con Eruviel Ávila como su candidato, salió victorioso.

Peña Nieto parece entender a cabalidad aquello de dar un paso atrás para avanzar cuando cede espacios de poder. Primero permite a Pedro Joaquín Coldwell llegar a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional y en esa misma línea podríamos inscribir el hecho de que Emilio Gamboa Patrón encabece la lista de candidatos plurinominales al Senado y que Manlio Fabio Beltrones sea el número uno en la de diputados plurinominales.

La unidad entendida entonces como requisito fundamental para que el PRI y él mismo ganen los comicios de julio próximo.

El cómo habría de enfrentar Peña Nieto a los fantasmas del pasado tormentoso del PRI, los de la corrupción y el abuso del poder, también llamaba y llama la atención de la opinión pública.

A desaparecer entonces los estorbos y el primero de ellos, Humberto Moreira, es obligado a salir de la dirigencia nacional del PRI.

Nada tampoco para los exgobernadores priístas de reciente gestión, porque la gran mayoría de ellos, sino es que todos, están siendo investigados por irregularidades en el gasto público y muchos de ellos y sus principales colaboradores, serán parte del escarnio público en las próximas semanas.

Ya lo verá el lector, sobre todo aquí en Sinaloa.

Saludable también a todas luces el rompimiento de la alianza con el PANAL y con Elba Esther Gordillo.

Desde luego que ha habido errores, de parte de el abanderado priísta, algunos muy costosos, como el de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde innecesariamente expusieron a Peña Nieto al llevarle a presentar un libro que ni siquiera era de su cabal autoría.

Aún así, Peña Nieto llega a la parte fuerte del camino de la sucesión presidencial, punteando todavía en las encuestas y ello, se insiste, como producto de una estrategia bien cuidada y bien aplicada.

Atrás de Peña Nieto se ubica la panista Josefina Vázquez Mota, la que ha logrado amplio y notorio crecimiento, pero que en sus principales aliados, fundamentalmente en el Presidente Felipe Calderón, encuentra también sus principales estorbos.

No será para nada fácil que Vázquez Mota se desligue de la mala imagen y de los malos resultados del gobierno panista de Felipe Calderón.

Difícil entonces que haya trascendido la idea de que Josefina no era la candidata de Calderón.

Muchas incógnitas en torno del proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.

Dudas en torno de la pertinencia de proponer una república amorosa, sobre todo porque el tabasqueño tiene una imagen que lo ubica como la antítesis del amor y del perdón.

No figura en las encuestas, en buena medida porque los encuestadores más que los encuestados no quieren, y ello se convierte en un Handicap en su contra.

Hace seis años parecía tener todo para incorporar a la izquierda a la alternancia en México, sin embargo para muchos López Obrador se sintió presidente antes de ganar la elección.

“Del plato a la boca se cae hasta la Presidencia de México”, había expresado hace casi seis años el periodista Humberto Millán Salazar.

Desde luego que todavía no hay nada escrito para nadie en los caminos de la sucesión presidencial.

Las campaña inician en su fase intensa a finales de marzo y entonces, en la aplicación de estrategias y en la presentación de propuestas, veremos de qué están hechos candidatos y partidos.

Enrique Peña Nieto marcha al frente, pero, retornando al argot beisbolero, todavía no cae el último out.

Y también en el camino de la sucesión presidencial, la ignominia de la pasarela frente al vicepresidente norteamericano Joe Biden, aceptado tácitamente por Peña Nieto, Vázquez Mota y López Obrador, como el gran elector.

La pena aquí muy superior a la gloria.

Llega tarde a la contienda el abanderado del PANAL, Gabriel Quadri, y que eso nos baste para coincidir con quienes le conceden escasas posibilidades.

Mas tarde todavía Manuel Clouthier Carrillo, el que ahora busca empoderar al ciudadano y condenar a la partidocracia, a través de una eventual candidatura independiente.

Hombre de los medios y para los medios, el hijo del ‘Maquío’ sorprende con su decisión, aunque en buena medida la hilaridad provoque que algunos analistas le adviertan el riesgo de convertirse en un bufón de la política.

LAS COSAS QUE PASAN

El ingeniero Pablo Moreno Cota acaba de anunciar que no competirá en el proceso interno del PRI para seleccionar a su candidato a la diputación federal por el séptimo distrito y aquí nuestra apreciación de que es el propio Pablo Moreno quien realiza la mejor defensa de una amplia trayectoria.

Moreno Cota puntualizó su posición al respecto en una reunión con reporteros locales, donde destacó la presencia solidaria y orgullosa de sus hijos Pablo e Irma.

Apenas el anunció de que fue invitado por el CEN de su partido para realizar tareas inherentes a la coyuntura electoral.

Ya sabremos de qué se trata.

Así están las cosas…

La Lucha por el Senado – Las Cosas que Pasan

Interesante la lucha por los escaños en el Senado de la República que corresponden a Sinaloa, porque tenemos que partir de que acudimos a una elección inédita en términos de quién detenta ahora el poder y el control político en la entidad, junto, desde luego, al hecho de que los partidos están presentando propuestas interesantes a la ciudadanía.

Más competida será incluso la lucha por el Senado, si el PRD presenta candidaturas interesantes, del gusto ciudadano.

Aarón Irízar y Daniel Amador van postulados por el PRI y su principal reto es lograr que el tricolor mantenga en Sinaloa, la supremacía que le otorga el no haber perdido nunca los escaños del senado.

Irízar López es un hombre de retos. Recordemos que perdió la alcaldía de Culiacán contra el panista Sadol Osorio y que cuando parecía que había concluido su carrera, resurgió y ganó la presidencia municipal de Culiacán.

Hoy tendrá que enfrentar sombras que brotaron de su actuación como delegado del CDE del PRI en el norte de la entidad, durante los comicios del 2010.

Junto a Irízar tenemos como compañero de fórmula al maestro Daniel Amador, líder del magisterio estatal de la entidad y presidente de ENCIMA, una organización que agrupa precisamente al magisterio y que ya tiene presencia en los 18 municipios que integran la geografía sinaloense.

Para nada echamos mentiras si aseguramos que el resultado de la fórmula del PRI al Senado, en muy buena medida dependerá del trabajo de los maestros.

Fuerte también indudablemente la propuesta panista integrada por Francisco Salvador López Brito y Adolfo Rojo Montoya, porque ellos representan los intereses de quienes controlan al PAN en la entidad y porque ambos han mantenido carreras políticas que han logrado la aceptación social.

López Brito y Rojo Montoya deberán sobreponerse a la división interna que ahora afecta a los panistas.

Héctor Melesio Cuen Ojeda y Fernando González llegan a la contienda representando los intereses del PANAL, el partido de la maestra Elba Esther Gordillo, la mujer que en asuntos de imagen no constituye algo digno de admirarse, pero que en términos de operación política es superior a la gran mayoría de sus adversarios.

Desde luego que Cuen y González van a subir la votación a favor del PANAL en las próximas elecciones y aquí la interrogante tiene necesariamente que ver con el porcentaje que lograrán y con el para qué les va a alcanzar.

La incógnita sigue siendo quiénes serán los candidatos del Partido de la Revolución Democrática al Senado, donde todo parece indicar que se inclinarán ya por candidaturas ciudadanas o por cuadros desechados, por mil diversas razones, buenas y malas, en otros partidos políticos.

Nos referimos desde luego a Manuel Clouthier Carrillo, el que renunció al PAN, donde estaba materialmente expulsado.

Ya hemos dicho en este espacio que Clouthier es fundamentalmente un hombre de medios, pero que le puede sumar votos, aunque no sean necesariamente de Sinaloa, al proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.

Por lo pronto, el PRD sigue sin designar sus candidatos a senadores y a diputados federales.

LAS COSAS QUE PASAN

En el PRI ya dieron a conocer las listas de sus candidatos a senadores y a diputados federales por la vía plurinominal, destacando la sinaloense Diva Hadamira Gastélum en la que corresponde a la cámara alta, mientras que Heriberto Galindo en el lugar nueve y la mazatleca Irma Tirado en el lugar catorce, podrían llegar a la cámara baja, postulados en la primera circunscripción que encabeza, por cierto, el sonorense Manlio Fabio Beltrones

En lo que corresponde al Senado, donde Diva Hadamira quedó ubicada en la cuarta posición, la lista la encabeza en primer lugar Emilio Gamboa Patrón, seguido por una vieja conocida de los priístas sinaloenses, Cristina Díaz Salazar.

En una estrategia bien pensada y mejor ejecutada, el PRI decidió no correr más riesgos y determinó no postular a los exgobernadores de reciente ejercicio, lo que dejó fuera al sinaloense Jesús Aguilar Padilla.
A qué riesgos nos referimos, desde luego que a la reiterada amenaza panista de denunciar supuestas irregularidades que habrían cometido algunos exgobernadores del PRI en el ejercicio del gasto público.
Ayer también la reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública que fue encabezada por el Presidente Felipe Calderón y que reunió también a todos los gobernadores y al jefe del gobierno del Distrito Federal.
Para todos ellos la advertencia del consejero presidente del Instituto Federal Electoral, Leonardo Zurita, en el sentido de que la violencia amenaza al proceso electoral federal del 2012, lo que está en sus manos evitar que se concrete.
Sin duda una advertencia puntual.
En Culiacán el alcalde Aarón Rivas avanza en las negociaciones para llevar a buen término la construcción del puente aeropuerto, buscando consensos entre las autoridades y los vecinos afectados por la obra.
Destacable también el destrabe de las obras del Eje Federalismo porque ahí ya consiguió los permisos federales para continuar con los trabajos, además de que el cabildo ya aprobó un pago de 15 millones de pesos para el propietario del restauran que se había logrado el amparo federal para detener la referida obra pública.
Rivas Loaiza llegó al gobierno municipal indudablemente con las pilas puestas y, visto así, extraña la calificación de 5.7 que le otorga una encuesta de un matutino local, donde, también de manera extraña, aprueban la administración del gobernador Mario López Valdez y de alcaldes como el de Guasave Ramón Barajas, cuya gestión no tiene nada de extraordinario.
Ya debe saber Aarón Rivas cuál es el verdadero propósito del resultado de esa encuesta.
En el Partido Acción Nacional sigue una pugna interna donde Luis Roberto Loaiza y Víctor Zazueta están acusando la abierta intromisión de Heriberto Félix Guerra, en el proceso blanquiazul en apoyo de Carlos Castaños Valenzuela.
La pugna está rebasando evidentemente al dirigente estatal del partido de la derecha, Francisco Solano Urías, promotor por cierto del descontento que priva en el blanquiazul.
Así están las cosas…

Jorge Walterio Medina
medinawalterio@hotmail.com