Valentín Campa; candidato sin registro 1976 y Arnoldo Martínez; primer candidato con registro 1982 (III)

valentín campa

En recuerdo de Eugenio Ley, Olac Fuentes y Oswaldo Harris.

Una tenacidad cercana a la terquedad, hizo que el PCM lanzara a Valentín Campa como candidato a la presidencia sin registro electoral. Ni siquiera Raúl Álvarez Garín quien era su yerno, casado con su hija María Fernanda La Chata, apoyó su candidatura. La portada de la revista Punto Crítico era una gran foto de Carlos Marx, con un letrero que decía Nuestro Candidato

Ahora tratan de escarbar el pasado izquierdista de Claudia Sheinbaum, le atribuyen haber dicho que Raúl Álvarez Garín fue su mentor político, aunque esta sea una media verdad debido a las edades de ambos.

Tiene importancia recuperar la candidatura de Valentín Campa, porque entonces casi todas las izquierdas independientes y no se diga las de la izquierda de la revolución mexicana, rechazaban la participación electoral, las primeras por considerarlo reformista y los segundos jamás se lanzaron contra el PRI, con la excepción relativa del general Miguel Henríquez Guzmán, dado que fue un candidato vergonzante de la familia Cárdenas.

pcm

El PCM desde su nacimiento, oscilaba entre participar electoralmente o no, en la primera etapa se debió a las reminiscencias anarquistas, posteriormente por la ambigüedad ante los gobiernos de la Revolución Mexicana. Ante el general Lázaro Cárdenas variaron, primero con la chusca consigna “ni con Calles, ni Cárdenas, con las masas cardenistas” y al final llegó, el PCM, a plantearse ingresar al PRM, Partido de la Revolución Mexicana.

Probablemente todas estas cuestiones resulten un tanto o mejor dicho totalmente anacrónicas, pero nos indican la trayectoria contradictoria de las izquierdas ante la cuestión electoral y la democracia.

Esta es la verdadera cuestión, las ambigüedades ante la democracia, produjeron la terrible pesadilla del socialismo soviético y de las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Pero la cosa va más lejos. Actualmente existe un gran rechazo de los jóvenes e incluso de los trabajadores a la democracia; lo que ha aprovechado la extrema derecha en casi toda Europa y recientemente en Argentina.

Es en ese sentido muy importante la participación electoral del PCM.
Al disolverse ese partido, el más antiguo del país, para unificar a otros grupos de las izquierdas independientes con la fundación en 1981 del Partido Socialista Unificado de México PSUM, su candidato fue Arnoldo Martínez Verdugo ya con registro, en los comicios presidenciales de 1982, donde obtuvo 821,993 votos, el 3.49 %.

Mientras Miguel de la Madrid obtuvo 16,721,202 votos con el 70.96 %

El PAN con Pablo Emilio Madero 3,697,995 votos, el 15.69 %.

Había muchas “razones” para despreciar la lucha electoral.

Lo que conviene examinar es lo que el comunista italiano Palmiro Togliatti – quien fue secretario general del poderoso Partido Comunista Italiano, desde 1927 hasta su muerte en 1964, 37 años- llamaba las “reservas mentales” , es decir la actitud de muchos comunistas italianos que al finalizar la II Guerra Mundial, “enterraron sus armas, para tenerlas listas y volver a usarlas” por desconfiar de la democracia. Togliatti les dijo, no es una maniobra nuestra participación en la creación de la república italiana, es un compromiso histórico, como le llamaría más tarde Enrico Berlinguer a su propuesta de un gran acuerdo con la Democracia Cristiana.

En MORENA, muchos de sus dirigentes y militantes consideran a la democracia, como “una etapa de acumulación de fuerzas” para hacer la revolución. En el fondo el menosprecio de AMLO por la república y sus tentaciones autócratas, explican su conducta liquidadora de las instituciones democráticas conquistadas por decenios de lucha y por muchos movimientos, destacando el de 1968.

Por esa actitud de menosprecio a las instituciones y a las leyes, ha declarado “no me vengan con eso de que la ley es la ley” y eso ha colocado a las elecciones de 2024, ante el dilema:  continuidad del oficialismo autoritario o cambio democrático.

Existen algunos grupos comunistas que tienen una postura diferente, reproduzco ahora lo que sostiene el Partido Comunista de México Marxista Leninista: ¡Más de lo mismo…por cualquier lado!