Sin Etiqueta

CALAVERAS 2019

Por Jorge Walterio MEDINA jorgewalteriomed@gmail.com

Pues qué pasó aquí

qué tren los atropelló,

se preguntó la huesuda

cuando a México llegó

Las finanzas a la baja

la violencia está a la alza,

aterrada vio la muerte

que el sólo prometer no alcanza

Quizá por ello dijo sonriendo

a mí hoy me toca el honor,

de llevarme hasta su tumba

al tal López Obrador.

Y si acaso se entercara

fingiendo yo no sé nada,

pues ya teniendo otros datos

me lo llevo a La Chingada.

También a la cuarta transformación

porque fue una cosa lúgubre,

se nos murió en Culiacán

un jueves  triste de octubre

 aqu´la lección fue dura

pues  el riesgo fue gigante,

respondiendo los chapitos

de manera desafiante.

También se murió Quirino

que nunca fue gobernante,

aunque todas las encuestas

lo ubicaran adelante.

Su gabinete sufrió

por tanto ajustes y cambio,

y de nada le sirvió

el andar jugando al sabio.

En Sinaloa fue triste

ver fallecer a Morena,

les indigestó el poder

que se les dio en forma plena.

Sus alcaldes no aprendieron

que el buen gobierno da brillo

y muy luego los afectó

el síndrome del ladrillo,

Lo de Chappman en Ahome

y Benítez en el puerto,

dejó muy claro el mensaje

de que fue un gobierno tuerto.

Qué decir de Culiacán

que vivió de la fregada,

soportando groserías

del alcalde Chuy Estrada.

Por los rumbos del Congreso

la cosa estuvo chimuela,

pues no aprendió a coordinar

la diputada Graciela.

 Nos salieron muy flojitos

los señores diputados,

y si tienen alguna duda

pues revisen sus resultados

 Algo triste también pasó

pues fue enorme el desatino,

que los diputados federales

extraviaran el camino

Con Rocha e Imelda Castro

fue igual el desaguisado,

pues se olvidaron del  pueblo

que habían representado.

Cuando llegó a los partidos

la muerte sólo expresó,

al ver tanta soledad

pues qué carajos pasó

Buscando a los de Morena

la muerte dijo ladina,

tienen mucho presupuesto

y  no rentan ni oficina.

Ya por los rumbos del PRI

no oyó el clásico griterío,

aunque tampoco se sorprendió

de ver todo aquello vacío.

Con los de Acción Nacional

y su división interna,

no aprendieron la lección

aquí la lucha es eterna.

Por rumbos de el PRD

sólo alcanzó a ver  a ocho,

quizá con esos le alcance

pa’ seguir llenando un vocho.

Y al seguir su recorrido

no fue distinto en el PAS,

era día de quincena

todos estaban en la UAS

 Con la prensa la calaca

fue muy dura y muy grosera.

pues al ver los periodistas

hasta escondió la chequera.

Toditos van al panteón

aunque  alguno no lo quiera,

ese es su triste final

prensa fifí y chayotera.

Desde luego aquí hay encargo

sospecharán la manera,

ya que eso así lo exigió

en su última mañanera.

Deja un comentario